Foro Comunista

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Algunos fragmentos de la biografía y las actividades de I.V. Stalin - Por N.A. Andreeva

alguien
alguien
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 276
Reputación : 476
Fecha de inscripción : 29/10/2011
Localización : En algún lugar...

STALIN - Algunos fragmentos de la biografía y las actividades de I.V. Stalin - Por N.A. Andreeva Empty Algunos fragmentos de la biografía y las actividades de I.V. Stalin - Por N.A. Andreeva

Mensaje por alguien Miér Nov 09, 2011 10:11 pm

Nina Aleksándrovna Andreeva es licenciada en química, especialista quimico-tecnóloga y era profesora del Instituto Tecnológico Superior de Leningrado, fue miembro del Partido Comunista de la Unión Soviética, defendió una línea marxista-leninista y se opuso muy activamente a los traidores que promovieron la perestroika durante la década de 1980. Fue conocida en la URSS por la carta anti-revisionista publicada en Sovietskaya Rossia el 13 de marzo de 1988 "No puedo ceder en los principios" . Lideró a la plataforma que expulsó a Gorbachov del Partido Comunista de la Unión Soviética en septiembre de 1991. Secretaria General del Partido Comunista Bolchevique de Toda la Unión (partido ilegalizado temporalmente junto a otros partidos y organizaciones por Yeltsin en Octubre de 1993) desde noviembre de 1991.

Traducción base (he corregido ligeramente algunas cosillas) tomada de la antigua página "radiotirana" :


Algunos fragmentos de la biografía y las actividades de I.V. Stalin

Revolucionario, bolchevique, constructor, arquitecto – he aquí las palabras que caracterizan la esencia de la vida vivida por I.V. Stalin.

Bajo la influencia de los social-demócratas rusos y georgianos, todavía estando en el seminario, I.V. Stalin participaba activamente en el movimiento revolucionario. Se formó como revolucionario profesional durante 20 años. Los años prerrevolucionarios fueron para I.V. Stalin un duro trabajo revolucionario - numerosos arrestos, deportaciones, evasiones y regreso constante a lo principal en la vida: la lucha revolucionaria. Encontrándose deportado en la región de Irkutsk después del primer encierro en la cárcel, habiendo conocido las diferencias entre bolcheviques y mencheviques en el II Congreso del POSDR (Junio de 1903), se mantuvo al lado de los bolcheviques y fue un leninista convencido, un bolchevique consecuente toda su vida.

En los años de la primera revolución rusa de 1905-1907 I.V. Stalin, siendo uno de los dirigentes de las acciones del partido de Transcaucasia, llevó un gran trabajo ideológico y organizativo. En sus artículos publicados en los folletos y periódicos bolcheviques, él defendía las ideas leninistas sobre la hegemonía del proletariado, sobre la insurrección armada, intervenía contra la táctica oportunista de los mencheviques y de los anarquistas. En enero de 1912 en la Conferencia de Praga I.V. Stalin fue elegido miembro del CC del POSDR(b) y dirigente del buró ruso del CC. El trabajo escrito por I.V. Stalin (finales de 1912- principios de 1913) “El Marxismo y la cuestión nacional”, fue altamente valorado por V.I. Lenin y convirtió a I.V. Stalin en el teórico más grande del partido para la cuestión nacional.

Después de la revolución democrático-burguesa de Febrero, el 12 de Marzo de 1917 I.V. Stalin regresó de la deportación a Petrogrado. Fue incluido en la composición del presidium del buró del CC y además en la redacción del periódico “Pravda”. En la VII Conferencia de toda Rusia ( de Abril) de los bolcheviques, I.V. Stalin apoyaba el curso leninista para la revolución socialista, intervino con el informe para la cuestión nacional. En verano (26.07-03.08) de 1917 en el VI Congreso del POSDR(b) que se celebró ilegalmente en Petrogrado, I.V. Stalin intervino con el informe del CC del partido y con el informe sobre la situación política. En el discurso de clausura I.V. Stalin dio una respuesta a las afirmaciones de los trotskistas E. Preobazhenski, Bujarin y otros, los cuales pensaban que la revolución socialista en Rusia no era posible sin la victoria de la revolución en occidente.”No es una excepción la posibilidad - decía I.V. Stalin - de que precisamente Rusia será el país que abrirá la vía hacia el socialismo… Es necesario rechazar la propuesta caduca de que sólo Europa puede mostrarnos el camino”. El VI Congreso del POSDR(b) tomó el rumbo para la preparación de la insurrección armada.

I.V. Stalin preparó inmediatamente la insurrección armada bajo la dirección de V.I.Lenin, que se encontraba en la clandestinidad. El 16 de Octubre de 1917 en la sesión del CC del partido fue elegido el centro del partido para la dirección de la insurrección dirigido por I.V. Stalin. Este centro del partido siendo el núcleo del Comité Militar-Revolucionario (creado un poco más tarde) bajo el Soviet de Petrogrado, dirigió prácticamente toda la insurrección.

Es grande el papel de I.V. Stalin en la garantía de la victoria de los rojos, de los bolcheviques en la guerra civil. El partido y V.I. Lenin le enviaron a las zonas cruentas de la lucha, y él cumplía constantemente de modo brillante las tareas del CC. Fueron: la defensa de Tsaritsyn, los frentes Sur-occidental, Sur y Oriental y la derrota de las sublevaciones de los guardias blancos en las fortalezas cercanas a Petrogrado.

Después del XI Congreso del partido ( Marzo de 1922) el pleno del CC del PCR(b) que tuvo lugar el 3 de Abril de 1922 (el nombre del partido se cambió en el VIII Congreso, en Marzo de 1918) eligió a I.V. Stalin como Secretario General del CC del PCR(b). El 30 de Diciembre de 1922 en el Primer Congreso de Todos los Soviets a propuesta de V.I. Lenin y de I.V. Stalin fue fundada la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

Después de la derrota de los intervencionistas, del fin de la guerra civil, se comenzó la construcción del socialismo en unas condiciones de lucha aguda de clases que no cesaba en ningún momento. En el partido leninista de los bolcheviques bajo V.I. Lenin y después de su muerte bajo la dirección de I.V. Stalin, se llevó a cabo una lucha encarnizada contra los restos de las clases explotadoras derrotadas por la revolución( burguesía, terratenientes, kulaks, guardias blancos), y también contra los representantes que expresaban los intereses de los distintos grupúsculos y fracciones anti-partido( trotskistas, bujarinistas, zinovievistas y demás “istas”, contra la “oposición obrera”, etc.), los cuales desplegaron una lucha activa contra la línea del partido con un importante apoyo del capital mundial.

La construcción del socialismo transcurría en unas condiciones de fuerte adversidad, rodeada la URSS desde todos lados por el hostil mundo capitalista, exigía a la dirección del país una constante e incesante vigilancia, un trabajo diplomático hábil, el desarrollo de las posiciones teóricas de V.I. Lenin en las nuevas condiciones, crear una industria de defensa potente, reforzar las fuerzas armadas, y basando los cálculos sólo en las propias fuerzas del joven Estado soviético.

Para la elección del rumbo correcto de la construcción del socialismo por el país y por el partido después de la muerte de V.I. Lenin fue importantísimo el trabajo de IV. Stalin “Los fundamentos del leninismo”(1924), en el cual fueron expuestas las cuestiones fundamentales del leninismo, descubierto lo nuevo que aportó V.I. Lenin al marxismo. En la lucha contra los trotskistas tuvo un significado fundamental la defensa hecha por I.V. Stalin de la teoría leninista sobre la posibilidad de la victoria del socialismo en un solo país, sobre la posibilidad de la victoria del socialismo en la URSS en las condiciones del cerco capitalista. Durante la dura lucha de ideas contra las desviaciones de distinto género, continuaban las cuestiones de los objetivos y métodos de la industrialización de la URSS, de la colectivización, prevaleciendo la posición leninista bolchevique, brillantemente defendida en numerosos informes y discusiones de I.V. Stalin. Sus informes en la XV Conferencia del partido (Noviembre de 1926) “Sobre la desviación social-demócrata en nuestro partido” y en el VII Pleno ampliado del Comité Ejecutivo de la Internacional Comunista(Diciembre 1926) “Una vez más sobre la desviación social-demócrata en nuestro partido”, “ Sobre la industrialización del país y sobre la desviación derechista en el PCTU(b)”(1928)(el nombre PCR(b) se cambió por PCTU(b) en el XIV Congreso en 1925), “Sobre la desviación derechista en el PCTU(b)”(1929) y otros, jugaron un enorme papel en la consolidación de las filas del partido, en el desenmascaramiento de los trotskistas de su capitulación ante el capitalismo y de su actividad desorganizadora.

Precisamente I.V. Stalin fue el arquitecto de los enormes éxitos del pueblo soviético en la causa de la industrialización del país, de la colectivización del campo, de la construcción de los fundamentos de la economía popular socialista en la URSS. A finales de los años 30, bajo unas condiciones de tensa situación internacional, el país continuaba aumentando su potencial económico y reforzando su capacidad defensiva. En 1936 la Unión Soviética ocupó el primer lugar en el mundo en la producción de máquinas combinadas y en la recogida de remolacha azucarera, el segundo lugar en el volumen total de producción, el tercero en la fundición de acero y la producción de superfosfatos y el cuarto en la extracción de carbón. Según la opinión del embajador de los EE.UU. en la URSS (1936-1937) J.E. Davis que estudiaba escrupulosamente la situación en la URSS, dijo “Los rusos han conseguido hacer en 7 años tanto como América en 40, comenzando desde los años 80 del pasado siglo”.

Entendiendo y comprendiendo bien la situación internacional, I.V. Stalin preparaba reiteradamente a la URSS para una futura guerra inevitable con la Alemania fascista. Una de las cuestiones importantes era reforzar la retaguardia del país, la limpieza del país de la “quinta columna”. Sobre la cuestión de la quinta columna antes del comienzo de la guerra, Davis respondió que “ no la hay en la URSS… La limpieza trajo al orden en el país y le libró de la traición”. Aquí es necesario responder aunque brevemente la cuestión sobre las así denominadas “represiones estalinistas”, las cuales son avivadas actualmente por enésima vez por nuestros “demócratas” cosmopolitas, por los “memorialistas”, por los medios de comunicación sionistas y son así mismo una falsedad fraudulenta de los antisoviéticos enfurecidos que haciendo malabarismos libremente con las cifras añadiendo muchos ceros, utilizan la mentira inventada como instrumento de “fuerza” contra Stalin.

La oposición en la URSS tenía rasgos y planes diferentes, pero casi todas sus ramas perseguían un objetivo: la liquidación de la dirección del país, la desmembración de la URSS y el sometimiento del país a occidente. Pues en la lucha contra la Unión Soviética dirigida por I.V. Stalin, la oposición estaba francamente preparada para vender la soberanía nacional, la independencia y la integridad territorial de la URSS, así el debate histórico podía resolverse sólo por el principio de “ o esto, o…”.En aquellas condiciones históricas no había otra opción. Advertimos que hasta 1945 y después, la tarea principal de occidente no consistía sencillamente en la aniquilación de la URSS sino en la aniquilación también de su base ideológica - el bolchevismo ante todo. Precisamente en el bolchevismo occidente veía y ve ahora la esencia de su adversario geopolítico e ideológico fundamental. En todas sus resoluciones secretas sobre la aniquilación de la URSS en la primera mitad del siglo XX, occidente usaba el término “bolchevismo” e introduciendo particularmente su significado geopolítico, decretaba “el bolchevismo debe ser aniquilado". Esta consigna decretada en el orden del día por el ideólogo gorbachoviano de la contrarrevolución A. Yakovlev, es importante también hoy en la actividad de las organizaciones internacionales del imperialismo. Como ejemplo de ello, la Asamblea del Parlamento de la UE (una de sus últimas resoluciones del 06.07.2009 equiparó al estalinismo con el nazismo, o lo que es lo mismo: el bolchevismo con el nazismo y el fascismo).

Los acontecimientos (así llamados “represiones”) de 1937-1938 en la URSS fueron condicionados por la lucha implacable y sin compromiso contra la actividad antiestatal subversiva de la oposición, principalmente la trotskista. Sobre la necesidad de esta lucha y de su implacabilidad advirtió Stalin a la oposición durante años. Se trata sobre la resolución del Politburó del CC del PCTU(b) del 15 de Mayo de 1935, el cual particularmente, anunciaba: “ Dirigirse a todos los miembros y candidatos del partido con una carta cerrada sobre la necesidad de la elevación de la vigilancia bolchevique, del desenmascaramiento implacable de los enemigos del pueblo y de su liquidación”. Así mismo Stalin abierta y significativamente advirtió a toda la oposición interna, incluida naturalmente también la de los generales, que en relación a la amenaza de la guerra que se acercaba no había intención de soportar más cualquier oposición.

Stalin propuso a toda la oposición cesar su actividad conspirativa. Stalin también advirtió abiertamente a los generales que le era bien conocido como “amenazaban con derrocar a la actual dirección, amenazaban asesinar a alguien de la dirección suprema”. Stalin no sólo dio a entender que todo aquello sobre la conspiración le era conocido, si no también dio una posibilidad real: cesar su actividad conspirativa, subversiva. Y esto lo hizo Stalin con lo que se denomina “a cara descubierta”. Los líderes de la oposición, en particular los generales, conocían bien esta resolución del Politburó del CC del PCTU(b), pero ignoraban la advertencia de I.V. Stalin. A propósito, no era la primera vez que Stalin advertía a la oposición de antemano. Aún en el tiempo de la primera “alarma militar” en 1927, él puso puntualmente la tarea “…para reforzar la retaguardia, es necesario reprimir a la oposición”.

En 1936-1937 la oposición fue hacia una activación violenta de su actividad subversiva. Joseph E. Davis que estuvo presente en todos los procesos judiciales de 1937, los cuales eran abiertos, en un artículo del periódico Sunday Express (Noviembre de 1941) sacó la conclusión de que: “La conspiración existía y los procesados son culpables”.

Hacia noviembre de 1941 estuvo claro que los fascistas invadieron los países de Europa teniendo quintas columnas por todas partes . La intervención alemana en Praga fue acompañada por una activa defensa de las organizaciones militares de Helen (Henlein) en Noruega(Kvislinga) , Eslovaquia (Tiso), Bélgica (de Grellia). Davis en este mismo artículo escribe que unos cuantos días después de la agresión de Hitler a la URSS, le preguntaron: ¿ qué opina sobre los miembros de la quinta columna en Rusia?. Respondió: “Ellos no los tenían, los fusilaron”. Davis escribe más adelante: “Una parte considerable de gente en todo el mundo consideraba entonces que los famosos procesos contra los traidores y la limpieza de 1935-1937 eran un ejemplo escandaloso de barbarie, de ingratitud y una manifestación de histeria. Sin embargo, a día de hoy es evidente la perspicacia de Stalin y de sus compañeros cercanos”. Declarando que la posición soviética sería reducida a la nada si Stalin y sus compañeros no retiraban a los elementos traidores. Davis señala: “…esto es una lección, sobre la cual es preciso que piensen otros pueblos amantes de la libertad”. Davis, escuchando la intervención de Hitler por un receptor de radio de onda corta en Noviembre de 1941, señaló bastante bien la curiosa estimación de Hitler que decía “los alemanes han admitido un error serio, han subestimado la fuerza del Ejército Rojo y su capacidad de combate”. “Por primera vez este hombre, que posee un aplomo paranoide - escribe Davis -, se ha distinguido en la realización de un error. Sin embargo, el error principal fue la resolución sobre la invasión de Rusia”. Hitler en su intervención no señalaba esto, la esencia de la necesidad histórica de los procesos contra la oposición en la URSS, que fueron la causa de la caída de la Blitzkrieg que había planeado. Volviendo a los procesos de los años 1937-1938, no es necesario señalar que los acusados se portaron incorrectamente en relación a sus conocidos y amigos y mucho se esforzaron para que creciera el número de inculpados . Los inculpados calumniaban a las personas conocidas por ellos ( la así denominada calumnia iniciada a personas inocentes sin ninguna necesidad y sin coacción de parte del sumario), esforzándose de esa manera en incrementar el número de acusados y crear por lo tanto una histeria en la sociedad, persiguiendo el objetivo: “cuantos más encarcelen, tanto más cesarán las represiones contra los auténticos conspiradores”. La viuda de Bujarin, Anna Larina hablaba sobre esto en sus memorias. En la entrevista al Moskovski komsomolets en el año 2006, la viuda del mariscal Katukov contaba cómo pasó esto en la práctica. Según sus palabras, los arrestados volviendo al interrogatorio casi con la conciencia del deber cumplido, pronunciaban “¡Hoy he acusado a 17 personas!”. Y de tales declaraciones, casi palabra a palabra, hay suficientes en las memorias publicadas de los ex presos. La conocida personalidad teatral V. Meyerhold, calumnió a más de 100 personas, a las cuales denominaba como cómplices. En las condiciones de la aguda lucha de clases, el contraespionaje se veía obligado a comprobar cada relación revelada del arrestado. Esto se manifestó en el crecimiento de los procedimientos, a menudo detrás de calumnias infundadas, detrás de la complejidad del momento político y de la complejidad de los hilos relacionados de los imputados. En el país actuaba también la así denominada “nueva oposición”. El hermano carnal del conocido pintor B. Efimov-Koltsov(Fridland) represaliado en 1937 en uno de los interrogatorios contó lo siguiente sobre los planes de la nueva oposición: “…no convenían contar a los trotskistas y bujarinistas, ya que todas estas personas estaban acabadas y la relación con ellos era perniciosa, pero en el país…se tienen nuevos cuadros de intelectuales jóvenes descontentos y ansiosos contactos con la Europa occidental…Una nueva constitución modificaría de raíz la situación de la lucha política, simplificaría y legalizaría muchas cosas. Así que seguramente se esforzará en cumplir los objetivos planeados utilizando las formas parlamentarias como forma de presión al gobierno. Los comisarios del pueblo y los integrantes del gobierno serán derrocados y propuestos desde el parlamento. Desde éste nos esforzaremos en la auténtica libertad de expresión bajo el concepto burgués, en la supresión del monopolio del comercio exterior, del restablecimiento de la concesión de aquello que exigen las potencias extranjeras…”. Es necesario pensar que actuaban en el país también otras organizaciones de la oposición.

Los mitos sobre que “Stalin inició premeditadamente las represiones en la URSS en 1936-1937”, “Stalin premeditadamente comenzó las represiones ilegales en 1937-1938”.”Stalin premeditadamente creó el GULAG como máquina para la aniquilación del pueblo” fueron propagados en un movimiento propagandístico activo después de la muerte de I.V. Stalin personalmente por N. Jruschov, partócrata y trotskista encubierto, ferviente organizador de las represiones. En su calumnia a I.V. Stalin, Jruschov repitió las mentiras malignas de Trotsky.

Trotsky, encontrándose en el extranjero después de su salida de la URSS, tenía un contacto estrecho con la oposición en la URSS, particularmente interviniendo como provocador, difundiendo información provocadora comprometida a personas allegadas en la revista publicada por él: “Boletines de la oposición”. Trotsky según la confesión de N. Bujarin, fue “el motor principal de la oposición”. Precisamente de él salieron las orientaciones para el terror, el sabotaje, la actividad subversiva, la desmembración de la URSS. Los trotskistas actuales continúan con las alabanzas a Trotsky como dirigente de la Gran Revolución Socialista de Octubre, que no se corresponden absolutamente con la realidad. Trotsky nunca fue bolchevique, teniendo una posición intermedia en el CC del partido, estando allí (verano de 1917) se esforzó sólo en conseguir la autoridad personal y el poder ilimitado. Precisamente le pertenece la tesis:”Donde pan se come migajas caen”. La escritura de Trotsky caracterizaba la actividad del mismo, la llamada al terror, y lo organizaba en todas partes.

La oposición a I.V. Stalin y al Politburó estaba también en el mismo partido, no sólo entre los carreristas, si no también debido a la obstrucción de la derecha del partido por elementos contrarrevolucionarios entre los que se daba el fenómeno de los “kulaks expropiados”. Los hijos de los kulaks abandonaron las aldeas, se cambiaron los apellidos, ingresaron en las empresas, se desvivieron para ganar una autoridad de revolucionario y ascendieron bien por la escala de servicios o del partido, y comenzaron a llevar una actividad subversiva furiosa contra el país de los Soviets.

Esta parte del partido tenía una relación muy directa con la promoción forzada de la colectivización en una forma perversa, con el golpe de los parásitos y saboteadores, con la aplicación excesiva de medidas duras en el tiempo de los acopios de grano, con el acoso a la oposición y a los clérigos y con la liquidación de la intelectualidad rusa. Precisamente ellos, directa o indirectamente, junto con sus ayudantes son culpables de la violación de la legalidad soviética y fueron a más en su condición de funcionarios y miembros del partido. Todos estos activistas fueron trotskistas activos y participantes de los grupos opositores, que se esforzaron en hacer estallar al país desde el interior, en llamar a un descontento velado con la política dirigida por el partido de los bolcheviques. Los representantes más típicos de este grupo eran Jruschov, Postnikov, Rudzutak, Stetski, Yakovlev (Epshtein), Goloschekin, Vareikis, Sheboldaev, Eije y otros.

En la vanguardia del ataque a Stalin y en su conjunto al Politburó desde un número de apparatchiks del partido se encontraban Jruschov y Eije (primer secretario de la región occidental de Siberia). Suponemos que en la juventud N. Jruschov fue trotskista, pues trabajaba de secretario en una de las células del partido en Donbass, en 1923-1924 apoyó a los trotskistas en su lucha contra el CC del partido dirigido por I.V. Stalin. En 1925 Jruschov “se dio cuenta de su error” y bajo la protección de L.M. Kaganovich obtuvo un ascenso a la gran política (desde 1924 Jruschov estaba en el partido en Donbass y Kiev. Desde 1931 era secretario de los comités de distrito de Baumanskaya y Krasnopresnenskaya de Moscú. En 1932-1934 era segundo secretario del comité urbano de Moscú, en 1934-1935 primer secretario del comité urbano de Moscú y segundo secretario del comité de Moscú, en 1935-1938 primer secretario del comité de Moscú y del comité urbano de Moscú. En 1938 hasta Marzo de 1947 y en Diciembre de 1947 hasta 1949 primer secretario del CC del PC(b) de Ucrania,etc.).

Cuando Eije planteó la cuestión sobre la organización de los juicios desde arriba el 10 de octubre de 1934, Stalin objetó “No entiendo el asunto. Si es posible mejor pasar de esta propuesta y si se puede afirmar las sentencias en el orden habitual”. Es decir ¡por la vía judicial!. Al juicio es necesaria la sentencia racional.

Pero la nomenclatura manejó la causa con entusiasmo. Jruschov, de una manera sospechosa, descubrió rápidamente en la región de Moscú a 41.305 “ex kulaks” y “delincuentes”, de los cuales demandó la condena de 8.500 a fusilamiento, y de 32.805 personas a la deportación. Eije demandó la condena a fusilamiento para 10.800 personas, pero no señaló el número de los destinados al destierro, reservándose a sí mismo el derecho a resolver este asunto (no es extraño que el primero de la lista de los rehabilitados por Jruschov después del XX Congreso del PCUS fue precisamente Robert Indrikovich Eije). Según los datos de la “comisión para la rehabilitación” de A. Yakovlev al comienzo del periodo de la “Perestroika” en la cuenta personal de N. Jruschov constaban 161.860 personas como “enemigos del pueblo” según la lista presentada por él. De ellos 55.741 personas en el periodo de 1936-1937, cuando Jruschov era primer secretario del comité urbano de Moscú y del comité regional del partido, y 106.119 personas en el periodo de su trabajo en Ucrania. No es poco importante señalar que en las listas de “enemigos del pueblo” entraron en lo fundamental los especialistas. En ellas no había como regla obreros. Stalin recibiendo las listas de los “enemigos del pueblo” de Jruschov, le respondía:”Cálmese Nikita”, le exigía una argumentación detallada de los procedimientos de las personas de la lista y una abreviación ostensible del número de los procesados. En lo tocante a la rehabilitación de los condenados, es necesario señalar que precisamente Stalin fue el iniciador de muchos indultos, en particular con la conmutación de la pena capital (fusilamiento) por sentencias más leves. Es conocido el hecho de la conmutación por Stalin de sentencias de fusilamiento por diez años de cárcel a cinco figuras principales entonces del famoso asunto del partido de la industria (1926-1930). Al mismo tiempo, uno de las figuras principales de este asunto es el destacado ingeniero termotécnico ruso L.K. Ramzin, encontrándose preso especialmente en mejores condiciones, fue hecho responsable para trabajos de construcción. En 1943 recibió uno de los premios más prestigiosos de aquel tiempo, el Premio Stalin, fue condecorado con las Órdenes Lenin y de la Bandera Roja del Trabajo y elegido miembro correspondiente de la AC de la URSS. Estos son grandes ejemplos.

El bandidaje político de la Comisión de A.N. Yakovlev en el periodo gorbachoviano, la rehabilitación infundada de todos los enemigos verdaderos del pueblo y de todos los delincuentes desde los contrabandistas y bandidos hasta los espías y subversivos no tiene nada que ver con un estudio minucioso de los acontecimientos de aquellos años y sólo es la alteración coyuntural y el triunfo político de los anticomunistas furiosos de la contrarrevolución victoriosa en la URSS en confabulación con occidente. Esto se trata también de los “mártires” fusilados en el periodo inicial del poder soviético bajo V.I. Lenin y conduce hacia la rehabilitación actual de Kolchak y a otras rehabilitaciones odiosas de los verdaderos enemigos del pueblo. Sigue señalar también que una serie de chekistas del NKVD en los años treinta resultaron ser(más del 70%) sucios “comunistas-internacionalistas”, los cuales actuaron con un celo especial. Ganándose los favores de esa manera, resultaron ser represaliados a fin de cuentas. La rabia de la oposición antiestalinista ha derivado con frecuencia en la opinión de que “los comunistas internacionalistas” han reemplazado a los rusos. Los representantes destituidos de la oposición de aquel período incluso después de años no ocultaban que toda su rabia animal contra Stalin deriva precisamente de este hecho – que desde la mitad de los años 30 “en el gobierno entraron personas con apellidos rusos”. Entre otras cosas, no sólo en el gobierno. Actualmente de los pasaportes rusos está retirada la nacionalidad del poseedor del pasaporte, probablemente, para camuflar la nacionalidad de los actuales internacionalistas.

Stalin hizo la tentativa de reducir al mínimo la práctica de acusaciones infundadas y de calumnias a los ciudadanos sencillos, particularmente a los especialistas incluso a los que no contaban con un pasado político irreprochable. Sin embargo, se dio la situación de que, cuando Stalin y sus partidarios apenas pudieron contener el empuje de las represiones instadas por la nomenclatura del partido del tipo de Jruschov y Eije, al mismo tiempo también se liquidó a la cúspide de la conspiración militar de los oficiales encabezados por Tujachevski y también la limpieza de las filas del NKVD. Posiblemente en otras condiciones y bajo otras circunstancias las resoluciones de Stalin hubieran sido completamente distintas, pero las informaciones que le remitieron probaban que retrasar la limpieza de la “quinta columna” en la URSS hubiera sido un error imperdonable…

El 22 de Agosto de 1938 L.P. Beria fue nombrado primer viceministro del Comisariado del Pueblo de Asuntos Internos. El 29.09.1938 simultáneamente se destaca como jefe de la Dirección principal de la Seguridad Estatal del NKVD de la URSS. Desde el 25.11.1938 es comisario del pueblo de Asuntos Internos de la URSS. Con la llegada de L.P. Beria a la Lubianka la escala de las represiones se redujo bruscamente (en 10 veces), en relación a los militares más de 61 veces en comparación con el número máximo de arrestos de personas del cuerpo de oficiales en 1937 ( de 4.474 a 73 personas). Inmediatamente fue prohibida la presentación de pruebas para la ejecución de la sentencia ante las sentencias pronunciadas de fusilamiento. Las causas de los arrestados se dirigieron masivamente hacia la revisión y la instrucción. Durante 1939 y tres meses de 1940 Beria contribuyó a la liberación de 381.178 personas, y al comienzo de la guerra, aproximadamente de 130.000 personas, por no hablar de las decenas de miles de rehabilitados. La nomenclatura constantemente escribía denuncias a Stalin para Beria. Sin embargo, la legalidad absoluta de las acciones de Beria fue por dos veces confirmada entonces por las comisiones estatales del partido que trabajaban autorizadas. Todo fue llevado en conformidad con las leyes de aquel tiempo por L.P. Beria. La nomenclatura asesinó a L.P.Beria al poco tiempo después del asesinato de Stalin (que también cometieron sus miembros), en el verano de 1953.

Las faltas admitidas en 1937-1938 por los órganos del NKVD y la Fiscalía fueron analizadas en el pleno de Enero del CC del PCTU(b) de 1938. En la resolución del Consejo de Comisarios del Pueblo de la URSS y del CC del PCTU(b) del 17 de Noviembre de 1938 se dieron las indicaciones para “el alejamiento drástico de las faltas señaladas en el trabajo de los órganos del NKVD y de la Fiscalía y el interés peculiar de la organización de todo el trabajo fiscal y de instrucción por uno nuevo”. Los trabajadores de las estructuras señaladas serían advertidos sobre que “por la menor infracción de las leyes soviéticas y de las directrices del partido y del gobierno, cada trabajador sin ninguna consideración al cargo, cargará con una responsabilidad judicial severa”.

En 1938 después de la verificación de la argumentación de las acusaciones fueron liberadas del GULAG cerca de 300.000 presos (desde el comienzo del trabajo de L.P. Beria en la Lubianka). Su lugar lo ocuparon aquellos a quienes se les demostró su infracción de la ley. El dirigente del NKVD N.I. Ezhov fue arrestado el 10 de Junio de 1939. Por un jurado militar del Tribunal Supremo de la URSS el 3 de Febrero fue sentenciado a fusilamiento “por represiones infundadas contra el pueblo soviético” y fue fusilado el 4 de Febrero de 1940.

Bajo toda la escala de la campaña desplegada por Ezhov, no hubo decenas de millones de condenados como ahora gritan los “demócratas”- difamadores. Como escribe Andrei Raizfeld en el “Sov. Rossia”, basándose en el vademécum fundamental editado “Memorial”: “El sistema de los campos correccionales de trabajo en la URSS, 1923-1960”, M., 1998- “Durante toda la época del gobierno de Stalin el número de presos nunca superó los 2 millones 760 mil”.

Los conocidos antisoviéticos Adamovich y Polikarpov declararon que en su época Stalin sólo desde 1935 a 1940 aniquiló a 18 millones de ciudadanos soviéticos, es decir prácticamente 1 de cada 11 de los 194 millones de habitantes que vivían en la URSS por aquel entonces. Roy Medvedev “precisó” esta cifra hasta 38-40 millones, Antonov-Ovseenko la aumentó hasta 60 millones. Los “sovietólogos” occidentales Conquest y Cohen “modestamente” bajaron esta cifra hasta 20 millones de represaliados. A nuestros “demócratas” esto les pareció poco y de nuevo han aumentado esta cifra hasta 80 millones y a continuación hasta 107 millones de personas. La televisión ha hecho público a todo el país la cifra de 130 millones. El “gran escritor” de la Rusia democrática Solzhenitsyn que escribía en el tiempo de la guerra con un pseudónimo a los mandos sobre su estado de ánimo derrotista para evitar la participación en el combate en la primera línea del frente y por eso fue a parar a un campo (fue “represaliado” según su definición), y que golpeaba a los demás presos y por ello vivió allí holgadamente, preparó el pasquín “Archipiélago GULAG”, los borradores del cual según palabras del ex embajador de EE.UU. en Moscú y colaborador destacado de la CIA señor Bill “ fueron redactados y montados desde la posición de un delirio esquizofrénico hasta la preparación para la impresión por una decena de redactores talentosos y experimentados de la CIA”. Solzhenitsyn fijó la cifra del número de “víctimas de las represiones” en 66,7 millones de personas. Esta cifra anteriormente fue inflada por la prensa y la televisión de Rusia. En la prensa ya se ha mencionado que todo el informe sobre las “reformas” de Solzhenitsyn se da no desde las palabras de los testigos si no “ por emisión de otras personas”, en otras palabras- que lo deseo y entonces lo digo. El falso libro enteramente da una idea no sobre las “represiones” si no sobre el anticomunismo y antisovietismo patológico de Solzhenitsyn.

En realidad en el periodo de 1921 hasta el 1 de Febrero de 1954 los condenados por delito contrarrevolucionario según el artículo 58 del Código Civil de la RSFSR y artículos análogos de los códigos civiles de las repúblicas de la Unión en el periodo de 1921 hasta el 1 de Febrero de 1954 fueron 3.777.380 personas, de ellas 2,9 millones (76,7%) por los órganos extrajudiciales. Desde 1921 hasta el comienzo de 1954 por motivos políticos fueron sentenciadas a muerte 642.980 personas, a la privación de libertad 2.369.220, al destierro 765.180. Señalamos que no todas las sentencias fueron cumplidas. En el periodo de 1934-1940 la pena de muerte fue cambiada por la privación de libertad. Desde 1921 hasta 1954 no fueron fusiladas 642.980 personas, si no cerca de 300.000, tal y como está en la base de la resolución del pleno del CC del PCTU(b)(Enero de 1938), después de la revisión de las causas judiciales fueron rehabilitados completamente más del 25% de los condenados o los que se encontraban bajo sumario. Precisamente estos datos del 1 de Febrero de 1954 se comunicaron oficialmente a Jruschov, al Fiscal General de la URSS R. Rudenko, al Ministro del Interior de la URSS S. Kruglov y al Ministro de Justicia de la URSS K. Gorshenin. Y si se tiene en cuenta que en el momento de la presentación de estos datos transcurrió casi un año después de la muerte de Stalin, y las condenas según el articulo 58 del Código Civil se prolongaron igual, entonces es necesario deducir del número general indicado de condenados por delito contrarrevolucionario una cantidad media anual de 114.466 personas que son “parte” personal de Jruschov. Es necesario deducir aún las personas condenadas bajo V.I. Lenin. Según datos diferentes esto constituye desde 47.000 hasta 114.000 personas. Sigue señalar también que en los términos de la legislación y la práctica judicial de 1936-1946 los delincuentes eran el 80-88% del número total de presos, y para la parte de los “políticos” llegó en distintos años del 12 al 20% de los que estaban presos (basándose en el Código Penal actual los delitos “contrarrevolucionarios” de aquellos años actualmente se califican como penales).

Las acciones de los órganos del poder contra los participantes en la conspiración de los generales (Tujachevski y otros), y contra los trotskistas, fueron argumentadas, su culpa fue demostrada en el proceso de las audiencias judiciales abiertas con la presencia de la prensa soviética y extranjera. La demostración de los delitos de los militares represaliados se sostienen en sus causas judiciales personales y ninguna de ellas oficialmente aún hasta día de hoy ha sido desmentida.

La captura y los procedimientos civiles de los espías, subversivos (destinados en la URSS por los servicios secretos extranjeros para el espionaje y la subversión) , eran la defensa necesaria del Estado. Por el periodo comprendido desde 1921 (en la entonces aún RSFSR) hasta el 22 de Junio de 1941 solamente fueron detenidas más de 932.000 personas (prácticamente 10 ejércitos) que eran saboteadores, espías o subversivos . Además, en este periodo fueron detenidos más de 30.000 espías, subversivos y terroristas, más de 40.000 bandidos armados, que componían 1.319 bandas armadas liquidadas. En suma 1 millón de personas. En la URSS hasta 1941 este contingente fue neutralizado.¿ Se les puede considerar gratuitamente como “represaliados”?.¡NO!. De forma análoga obran todos los Estados. Por ejemplo: el presidente de los “más democráticos de mundo” EE.UU. F.D. Roosevelt, en 1941, después de Pearl Harbour, trasladó a 400.000 americanos de origen japonés sólo porque ... tenían los ojos rasgados, no a nuevos lugares provisionales para vivir si no a campos de concentración, donde su número se redujo bruscamente. En Gran Bretaña sin juicio y sumario en condiciones difíciles de mantenimiento encerraron en campos de concentración a 150.000 personas, las cuales calificaron las autoridades de “sospechosos”. En los primeros años de postguerra en la URSS inflexiblemente se desarmaron a los traidores, renegados, vlasovistas de distinto pelaje junto a otros cómplices de los ocupantes fascistas, agentes de la Gestapo,etc. Naturalmente que se continuaba también la lucha activa contra las formaciones armadas de bandidos, incluso también contra los hitlerianos que se pusieron al servicio de los servicios secretos americano y británico. Las últimas bandas de los distintos “partisanos contrarrevolucionarios” en el Báltico y en Ucrania occidental fueron liquidadas ya a finales de los años 50 del pasado siglo. Así que siendo objetivos hasta el final, entonces del número de personas condenadas por delitos contrarrevolucionarios según el artículo 58 del Código Civil en el periodo de estancia de Stalin en el poder es necesario deducir como mínimo aún 1 millón de personas. Con las categorías señaladas de los infractores de la legislación civil, en ningún país del mundo se anda con miramientos, de otro modo no hay ni soberanía, ni integridad territorial, ni inmunidad de las fronteras estatales en el periodo de la guerra de 1941-1945 y después hasta Marzo de 1953 el número de condenados por contrarrevolucionarios y fundamentalmente por delitos peligrosos de alta traición era de 559.909 personas, en conformidad 379.823).

¿Hubo errores bajo el examen de las causas de los arrestados bajo Stalin?. Sí, los hubo y fueron provocados por las causas siguientes:

Los órganos del NKVD fueron ocupados por elementos trotskistas, que realizaron premeditadamente los arrestos arbitrarios con el objetivo del descrédito al partido y su dirección suprema.

El ardor excesivo de ciertos arribistas del partido y de trotskistas de otro color, que se esforzaron con la ayuda de las represiones para hacer carrera.

Frecuentemente una cualificación profesional insuficiente de los jueces de instrucción.



Desde la actualidad es fácil juzgar todo aquello en base a estudiar falsificaciones de los datos, no se tienen en cuenta todas las circunstancias de este cúmulo enorme de hechos y los acontecimientos relacionados con aquel tiempo, cuando se tomaron las resoluciones, cuando frecuentemente no era posible determinar quién era de los nuestros y quién no. Pero está claro que de no haberse hecho aquellas depuraciones de 1937-1938, es poco probable que venciéramos en la guerra y de no haber vencido actualmente nadie condenaría a I.V. Stalin por su horrible trabajo por el bien de la Patria ni vertería lágrimas de cocodrilo en los falsos monumentos de piedra del “memorial”. Los actuales acusadores sencillamente no hubieran nacido ya que sus padres hubieran salido a través de las chimeneas de los crematorios fascistas… Señalamos, que en la actual Rusia “democrática” ha bajado la población a 142.000.000 de personas. Sólo como resultado de delitos cada año mueren hasta 100.000 personas y más de 70.000 caen sin dejar huella. Cada año la población de Rusia disminuye gracias al gobierno de los “demócratas” en 1 millón de personas. ¿Por qué los “demócratas” no gritan sobre las represiones actuales, muchas veces superiores a las del gobierno del periodo estalinista?...

En marzo de 1939 se realizó el XVIII Congreso del PCTU(b). En el informe del CC del partido en el congreso I.V. Stalin expuso el programa elaborado por el Comité Central de la lucha del partido y del pueblo soviético para la conclusión de la construcción de la sociedad socialista con el paso gradual del socialismo al comunismo. En su informe I.V. Stalin señala: “Este hecho, que desde el punto de vista de la técnica de la producción , desde el punto de vista del volumen de saturación de la producción industrial con la nueva técnica, nuestra industria está en el primer lugar del mundo….¿En qué estamos atrasados?. Nos atrasamos aún en la relación económica, es decir en la relación de la escala de nuestra producción industrial per cápita”. Hablando sobre las tareas del partido en la rama de la política interior, I.V. Stalin designa la tarea: “Desplegar más allá el desarrollo de nuestra industria, el crecimiento de la productividad del trabajo, el perfeccionamiento de la técnica de la producción para que después ya de adelantar a los principales países capitalistas en la rama de la técnica de producción y de los ritmos de crecimiento de la industria, adelantarlos en la marcha económica en los próximos 10-15 años”. En 1938 y en los años posteriores el país se preparaba a la vez para el rechazo de la agresión inminente a la URSS de la Alemania fascista. Según palabras de J.E. Davis: “La URSS en sólo el año 1938 ha planificado gastar en defensa 10 veces más (en el cómputo del oro), que los franceses en 3 años”, y que “…en caso de agresión de Alemania contra la URSS, el mundo se asombrará de la escala de la resistencia que hará Rusia”.

El 6 de Mayo de 1941 I.V. Stalin llegó a ser Presidente del Consejo de Comisarios del Pueblo de la URSS. Al comienzo de la Gran Guerra Patria de la Unión Soviética I.V. Stalin fue nombrado Presidente del Comité Estatal de Defensa, Comisario del Pueblo de Defensa, Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas de la URSS y estuvo en estos puestos hasta el final victorioso de la guerra. La gran victoria sobre la coalición hitleriana fue ganada por el pueblo soviético bajo la dirección del PCTU(b) y su Comité Central encabezado por I.V. Stalin. En los años de la guerra I.V. Stalin como dirigente del gobierno soviético participó en las conferencias de los dirigentes de las tres potencias- URSS, EE.UU y Gran Bretaña- en Teherán (Octubre de 1943), en Yalta (Febrero de 1945) y en Berlin (Postdam, Julio-Agosto de 1945). Durante los años de la guerra I.V. Stalin mantuvo correspondencia diaria con el presidente de EE.UU y el primer ministro de Gran Bretaña, en la cual consecuentemente defendía los intereses nacionales de los pueblos de los países sometidos a la agresión hitleriana.

La Gran Guerra Patriótica de 1941-1945 concluyó con la victoria brillante del pueblo soviético sobre la Alemania fascista y mostró claramente a todo el mundo la superioridad del sistema socialista sobre el burgués, el imperialista. Los factores principales de la victoria del pueblo soviético en la Gran Guerra Patria sobre los invasores germano-fascistas fueron:

La superioridad del sistema estatal soviético (dictadura del proletariado), que garantiza la democracia para la mayoría aplastante del pueblo trabajador sobre el sistema estatal burgués (dictadura de la burguesía) con su “democracia” reducida de una minoría, con la “democracia” de la bolsa monetaria;

La superioridad de la economía planificada socialista, la cual considera fundamental al trabajador con sus necesidades y demandas, sobre la economía capitalista con su búsqueda irrefrenable en la obtención del máximo beneficio y superbeneficio, en la despiadada explotación de los trabajadores del propio país y de los pueblos subyugados;

La superioridad de la cultura e ideología humanista proletaria socialista sobre la cultura e ideología burguesa con su culto de la fuerza, el dinero y la ganancia absoluta;

La amistad y fraternidad de los pueblos de la URSS, los cuales se fortalecieron y unieron aún más en el transcurso de la guerra;

La unidad del frente y de la retaguardia y la hazaña laboral sin precedentes de los trabajadores de las factorías, de las fábricas y de los koljoses;

La superioridad de la ciencia militar soviética sobre la alabada escuela militar prusiana burguesa y el ingenio sobresaliente de los jefes militares soviéticos.


El factor decisivo de la gran victoria fue el papel dirigente del partido de los bolcheviques encabezado por I.V. Stalin.

El partido leninista y su líder el camarada I.V. Stalin estuvieron unidos por lazos inseparables con su pueblo. “¡Por la patria, por Stalin!”, “¡Comunistas, adelante!”- he aquí los sloganes de la Gran Guerra Patriótica, con los cuales se lanzaron los batallones al combate y que también muestran la fidelidad ilimitada del pueblo soviético a la causa de Lenin – Stalin, al partido de los bolcheviques, a los ideales del socialismo y del comunismo, el heroísmo de las masas en el frente y en la retaguardia.

En el periodo postbélico bajo la dirección de I.V. Stalin la Unión Soviética fue el primero los países participantes en la Guerra que suprimió el racionamiento ya a comienzos de los años 50, en el país fue establecido el potencial económico de antes de la guerra. El país continuó el camino interrumpido por la guerra de la construcción del socialismo. La creación bajo indicaciones de I.V. Stalin y bajo la dirección de L.P. Beria de la bomba atómica (el primer ensayó fue realizado el 29 de Agosto de 1949) hizo de la URSS una potencia nuclear mundial.

Después del fin de la II Guerra Mundial en las condiciones del crecimiento de la autoridad de la Unión Soviética y de su líder I.V. Stalin comenzó la creación de países de Democracia Popular en los países liberados por el Ejército Soviético en Europa Oriental. El 1 de Febrero de 1949 comenzó a trabajare el Consejo de Ayuda Mutua Económica (CAME) ,creado por indicación de I.V. Stalin, como órgano que coordinaba la actividad económica de los países del campo socialista (o la globalización según el principio socialista).¡Esto era el internacionalismo proletario en acción!.

Cuando ante el partido y el Estado proletario surgieron enteramente las tareas del paso gradual del socialismo hacia la construcción de la sociedad comunista, las respuestas a las cuestiones sobre las vías de este paso fueron dadas en los trabajos eminentes de I.V. Stalin “Problemas económicos del socialismo en la URSS”(1952), “El Marxismo y las cuestiones de la lingüística”(1959).

Stalin vivió una vida brillante, difícil e intensa. La infancia pobre en la familia de un zapatero pobre. Las décadas de la lucha revolucionaria violenta –arrestos, deportaciones, huídas. Y al mismo tiempo los estudios persistentes cotidianos, el trabajo por sí mismo, transformó al alumno de un seminario ortodoxo en una persona ante la cual un descendiente de duques británicos se levantaba poniéndose firme.

A todo el que estuvo con él le asombraron su memoria, sus conocimientos, su habilidad en hacer ver instantáneamente la esencia de una situación. La voluntad de hierro de Stalin salvó al país soviético en la difícil situación del comienzo de la Gran Guerra Patriótica y condujo al pueblo soviético hacia la victoria mundial histórica de 1945. La sencillez personal de Stalin fue un brillante ejemplo para cada comunista- bolchevique soviético, para cada ciudadano soviético. La felicidad del pueblo soviético fue que en el curso de tres décadas a la cabeza del partido y del Estado estuvo Iósif Vissarionovich Stalin. Hizo salir al pueblo de la oscuridad penosa hacia la luz y por esto le dedicamos un profundo agradecimiento y le dedicamos una reverencia.

¡Gloria al Gran Stalin!

Sino me equivoco fue redactado por el 130º aniversario de Stalin.
Francesc 57
Francesc 57
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 254
Reputación : 307
Fecha de inscripción : 19/08/2011
Edad : 64
Localización : Barcelona

STALIN - Algunos fragmentos de la biografía y las actividades de I.V. Stalin - Por N.A. Andreeva Empty Re: Algunos fragmentos de la biografía y las actividades de I.V. Stalin - Por N.A. Andreeva

Mensaje por Francesc 57 Mar Nov 15, 2011 7:44 pm


Algunos fragmentos de la biografía y las actividades de I.V. Stalin


I.V. Stalin preparó inmediatamente la insurrección armada bajo la dirección de V.I.Lenin, que se encontraba en la clandestinidad. El 16 de Octubre de 1917 en la sesión del CC del partido fue elegido el centro del partido para la dirección de la insurrección dirigido por I.V. Stalin. Este centro del partido siendo el núcleo del Comité Militar-Revolucionario (creado un poco más tarde) bajo el Soviet de Petrogrado, dirigió prácticamente toda la insurrección.

Camarada, me gustaría saber más sobre este tema, el centro del partido para la dirección de la insurrección. Sobre esto he abierto un foro, pero aún no he recibido ninguna respuesta. ¿Tú sabes alguna cosa más?, si es así, te agradecería cualquier información que puedas darme. Gracias.

:stalin::lenin:sovflag:

    Fecha y hora actual: Sáb Nov 27, 2021 4:13 pm