Foro Comunista

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

La Superliga, el capital financiero y el 2º conflicto imperialista entre Europa y EE. UU. por el mercado del fútbol - blog Communia - abril 2021

lolagallego
lolagallego
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 6324
Reputación : 10713
Fecha de inscripción : 16/11/2020

La Superliga, el capital financiero y el 2º conflicto imperialista entre Europa y EE. UU. por el mercado del fútbol - blog Communia - abril 2021 Empty La Superliga, el capital financiero y el 2º conflicto imperialista entre Europa y EE. UU. por el mercado del fútbol - blog Communia - abril 2021

Mensaje por lolagallego Mar Abr 20, 2021 3:27 pm


La Superliga, el capital financiero y el 2º conflicto imperialista entre Europa y EE. UU. por el mercado del fútbol

blog Communia
- abril 2021


Ayer, 12 grandes clubes de fútbol lanzaron un comunicado anunciando la Superliga, una nueva competición europea de clubs que apalancaría JP Morgan. La Superliga probablemente mataría las competiciones europeas de la UEFA privando a la estructura europea de la FIFA de un buen pellizco de ingresos. Boris Johnson, Emmanuel Macron y hasta la Comisión Europea se posicionaron inmediatamente en contra. Mientras, los clubes implicados -y algún candidato a participar como el Borussia Dormunt- se disparaban en bolsa. Y es que bajo la batalla de la la SuperLiga se ocultan contradicciones de fondo entre estados y capitales financieros.

En este artículo:

La Superliga es un negocio financiero

¿Por qué la violenta oposición de LaLiga, la UEFA… y los estados?

El enemigo está siempre en el propio club y en la propia selección


La Superliga es un negocio financiero

Florentino Pérez, cabeza pública de la iniciativa defendió el modelo declarando que el objetivo de la Superliga es ofrecer partidos más atractivos para audiencias fuera de Europa para compensar en derechos de TV las pérdidas causadas por el cierre al público de los estadios. Desestimó las acusaciones de insolidaridad de las ligas de fútbol asegurando que el modelo generará también más ingresos para el conjunto de equipos nacionales.

La realidad es que la Superliga es un negocio financiero y que la mejor información hoy no está en la prensa deportiva ni en la generalista, sino en la financiera. El Financial Times desvelaba que bajo el comunicado estaba un plan de negocio de JP.Morgan Chase que había comprometido ya 3.250 millones de euros en el apalancamiento de la operación y asegurado a cada uno de los 12 clubes firmantes un bono de bienvenida de 200 a 300 millones de euros.

¿Por qué un banco de Wall Street, uno de los grandes especuladores globales se mete en una jugada tan polémica?

El primer efecto de la Superliga sería aumentar la escala del producto más jugoso para las televisiones globales: el número de partidos entre grandes equipos con seguidores fuera de Europa. Lo que de paso concentraría aun más rentas en los grandes a costa de las ligas nacionales y el resto de los clubes.

Una vez concentradas y aumentadas las rentas en unos cuantos clubes, los derechos de televisión de los partidos que jueguen entre ellos pueden ser financiarizados. Es decir, el grueso del negocio del fútbol europeo podría reducirse a través de la Superliga a una renta previsible sobre la que se pueden hacer apuestas relativamente seguras. De ese modo, JP Morgan, y a través suya los mercados financieros globales, succionarían buena parte de las rentas futuras del fútbol continental. 3.250 millones es poca cosa comparado con las expectativas de negocio.

Para los clubes de la Superliga también habría un negocio financiero a la vista. El modelo es el de las ligas deportivas de EEUU. Al no haber ascensos ni descensos, los propietarios reducen riesgos y aumentan tanto el valor de su capital como sus posibilidades de financiarización, es decir de poder especular con sus propios ingresos futuros.

¿Por qué la violenta oposición de LaLiga, la UEFA… y los estados?

Tardó poco la UEFA en sacar un comunicado conjunto con las ligas inglesa, española e italiana y sus respectivas entidades gestoras condenando duramente el separatismo de los grandes clubs. Estas entidades, como la LFP española exigen a la UEFA que expulse a los clubes firmantes del comunicado de las competiciones europeas. Y la UEFA y la FIFA amenazan con no permitir a los jugadores que participen, jugar en la Eurocopa, la Nations League y los Mundiales de fútbol.

Los dirigentes políticos tampoco esperaron mucho para tomar posición. Boris Johnson empezó en twitter y acabó declarando en televisión que haría todo lo posible por evitarlo mientras la prensa deportiva y los tabloides se lanzaban contra los seis equipos ingleses promotores. Macron lanzaba un mensaje que bajo la forma de una felicitación, exigía a los clubes franceses mantenerse disciplinados en torno a la posición del estado.

¿Por qué tanta y tan violenta resistencia cuando operaciones de tamaño similar en sectores estratégicos, como la OPA del fondo australiano IFM sobre Naturgy en España, producen reacciones mucho más templadas de los gobiernos y la competencia?

En el caso de la burocracia de la FIFA y la UEFA es obvio que perderían parte de sus rentas. Pero para los gobiernos y la Comisión es otro tema. Y no, su reacción no viene de que estén especialmente preocupados por cómo afecte a la financiación del resto de los clubes. Es posible incluso que Florentino Pérez, Ed Woodward o Andrea Agnelli digan la verdad cuando aseguran que a medio plazo la jugada mejorarán los ingresos de los clubes medianos y pequeños.

La cuestión es que el capital financiero internacional al final sigue lineamientos que tienen que ver con los intereses del capital nacional del que los grandes bancos y fondos que los gestionan forman parte. Y JP Morgan Chase, tan socorrido al gran capital europeo para tantas cosas, en este negocio no juega inocentemente.

Porque la parte menos comentada en los medios de la operación es que las negociaciones de los derechos televisivos de la Superliga ya han empezado… con Amazon, Facebook y Disney. Es decir, si se concretara la Superliga tal y como está planteada, no solo Wall Street, sino las grandes empresas mediáticas estadounidenses succionarían rentas del fútbol europeo. Los principales capitales nacionales de la UE no solo perderían control sobre algunas de sus grandes marcas… sino que se verían obligados a importar su propio fútbol.

¿Quién iba a decir que bajo la Superliga había una sofisticada jugada imperialista con la que los capitales europeos iban a ver erosionado su mercado interno en miles de millones cada año? En realidad, partiendo de un esquema del capital financiero estadounidense era difícil que se planteara de otra manera.

Lo que estamos viendo es la segunda parte del FIFA Gate, que no fue otra cosa que el asalto por parte de EEUU de la -inevitablemente corrupta- estructura mundial del fútbol para asegurarse una porción de las rentas que generaban los torneos internacionales. ¿Se acuerdan de El presidente de Larraín? Ahora van a por núcleo del negocio.

El enemigo está siempre en el propio club y en la propia selección

Así la cosas, los llamados de Figo y Ander Herrera a defender el supuesto carácter popular de las ligas nacionales y los torneos de la UEFA no son más que consignas vacías intentando arrastrarnos al enésimo frente de batalla del capital nacional contra sus competidores y sus facciones díscolas.

¿De repente han llegado unos ricos que quieren ganar más a costa del deporte de base? ¡Venga ya! Los grandes clubes y las ligas hace mucho que están ligados al capital financiero. Florentino Pérez es un ejemplo bien conocido en España y no es casualidad que ACS, la constructora que preside tenga una larga y fructífera relación con JP Morgan que se extendió luego a la financiación de la reforma del Bernabeu.

No es ni mucho menos, un caso aislado. El vicepresidente ejecutivo del Manchester United, Ed Woodward, fue banquero de JP Morgan antes de ocupar el puesto más alto del club. De hecho fue el asesor por parte del banco de la adquisición del Manchester por la familia Glazer. ¿Y que decir de los Agnelli, principal lazo entre Wall Street y el capital italiano desde la posguerra? ¿O del CEO del Manchester City, Ferran Soriano, mano derecha de los bin Saeed -otros viejos clientes de JP Morgan?

Y ¿es distinto en los clubes medianos que forman el resto de las grandes ligas? En absoluto. La única diferencia es el nivel de capitalización, que a su vez determina el volumen y grado de internacionalización los bancos en los que pueden apoyarse. Todo el problema de los clubes medios con la Superliga es que si reducen el número de partidos que juegan con los clubes más capitalizados se reducirá también el valor de las rentas que generan en derechos y el valor de sus abonos… y accederán a menos capitales.

Un club, sea sociedad anónima o fundación deportiva no es más que una aplicación de capital, una herramienta para rentabilizar capitales y permitir su acumulación. No es que los medianos tengan una relación menos íntima con el capital financiero por no se sabe qué reparos populares, es que tienen menos que ofrecer… aunque se esfuercen por llegar a conseguirlo. Y por supuesto, el deporte de base, el fútbol femenino, los equipos de otros deportes… no es más que la RSC… una inversión marginal en relaciones públicas y auto-marketing.

¿Queremos que el deporte se vea liberado de las jugarretas, la corrupción y la mercantilización extrema?

El camino no es tomar parte en las batallas entre clubes, porque al final sus peleas solo son las de unos intereses financieros contra otros, del mismo modo que la actitud de los estados no viene dictada por la defensa del deporte, sino por la del capital nacional contra sus competidores. Para liberar al deporte del capitalismo hay que emancipar a la sociedad entera de este sistema anti-humano. Y la liga en la que nos toca jugar no es europea sino mundial. Se llama lucha de clases.



lolagallego
lolagallego
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 6324
Reputación : 10713
Fecha de inscripción : 16/11/2020

La Superliga, el capital financiero y el 2º conflicto imperialista entre Europa y EE. UU. por el mercado del fútbol - blog Communia - abril 2021 Empty Re: La Superliga, el capital financiero y el 2º conflicto imperialista entre Europa y EE. UU. por el mercado del fútbol - blog Communia - abril 2021

Mensaje por lolagallego Mar Abr 20, 2021 3:28 pm


Son bastantes los artículos del blog Communia (de la organización Emancipación) presentes en el Foro.




    Fecha y hora actual: Jue Dic 02, 2021 1:55 am