Foro Comunista

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky)

Xisco
Xisco
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 672
Reputación : 1735
Fecha de inscripción : 01/08/2010

Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky) Empty Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky)

Mensaje por Xisco Miér Dic 15, 2010 7:52 pm

Queridos compañeros:

Os escribo para deciros una vez aún cómo os embaucan los Stalin, los Yaroslavsky y sus compadres. Os cuentan que me he dirigido a la prensa burguesa para entablar la lucha contra la República de los Soviets, en cuya creación y por cuya defensa he trabajado mano a mano con Lenin. Se os engaña. Me he dirigido a la prensa burguesa para defender los intereses de la República de los Soviets contra la mentira, la perfidia y la traición de Stalin y compañía.

Se os invita a condenar mis artículos. ¿Los habéis leido? No, no los habéis leído. Se os presenta una traducción falsa, falsificada, de algunos extractos reducidos y aislados. Mis artículos han aparecido en lengua rusa, en un folleto aparte, exactamente como los he escrito. ¡Exigid que los reproduzca Stalin sin cortes ni falsificaciones! No se atreverá. Teme la verdad sobre todo. Voy, pues, a exponer aquí el contenido esencial de esos artículos.

1. La resolución del "Guepeu" concerniente a mi destierro afirma que dirijo "la preparación de la lucha armada contra la República de los Soviets". En la "Pravda" se suprimieron estas palabras. ¿Por qué? Porque se sabía que no le creería nadie. Después de la historia del oficial wrangeliano, después de desenmascararse al agente provocador enviado por Stalin a los oposicionistas para proponerles un complot militar, nadie creerá que preparan la lucha armada los bolcheviques leninistas, quienes quieren convencer al partido de la justicia de sus opiniones. Tal es la causa de que no se haya atrevido Stalin a publicar en la "Pravda" lo que se decía en la resolución de la "Guepeu" de 18 de enero. Pero, entonces, ¿a cuento de qué introducir tan evidente mentira en este decreto? Lo requerían así, no la URSS, sino Europa y el mundo entero.

Por mediación de la agencia Tass, Stalin colabora sistemática y cotidianamente en la prensa burguesa de todo el universo, propagando sus calumnias contra los bolcheviques leninistas. No ha podido explicar las deportaciones y los arrestos innumerables más que señalando la preparación de la lucha armada por la oposición. Con esta mentira monstruosa ha causado un daño inmenso a la República de los Soviets. Toda la prensa burguesa ha anunciado que Trotzky, Rakovsky, Smilga, Radek, J.N. Smirnov, Beloborodov, Muralov, Mratchkovsky y muchos otros, que han edificado y defendido la República, preparan al presente la lucha por las armas contra el poder de los Soviets. Harto a las claras se desprende hasta qué punto debe semejante idea debilitar a la República Soviética a los ojos del mundo entero... Para justificar la represión, está obligado Stalin a crear leyendas fabulosas, causando al poder de los Soviets un daño inclaculable. Por eso he estimado necesario intervenir en la prensa burguesa y decir a través del mundo que es falso que la oposición abrigue intenciones de entablar una lucha armada contra ese poder. En pro de él, y en contra de sus enemigos todos, ha emprendido y emprenderá una campaña implacable. Esta declaración hecha por mí se ha publicado a decenas de millones de ejemplares en todas las lenguas del globo, y contribuye a consolidar la República de los Soviets. Stalin quiere reforzar su posición debilitando esta República. Yo quiero afirmar la República de los Soviets desenmascarando la mentira estaliniana.

2. Desde hace largo tiempo, Stalin y su prensa propagan por el mundo entero mensajes según los cuales yo habría declarado que la República soviética se había convertido en un Estado burgués, que el poder proletario estaba muerto, etcétera. En Rusia saben muchos obreros que esta es una calumnia odiosa, basada en citas fingidas. Por docenas de veces he denunciado tal falsificación desde cartas que se transmitían de mano en mano. Pero la prensa burguesa mundial les da crédito o simula hacerlo. En las columnas de los periódicos de todas partes campean las citas stalinianas ficticias, tendiendo a probar que Trotsky había reconocido que era inevitable la caída del poder de los Soviets. En vista del enorme interés que la opinión universal, sobre todo la de las grandes masas populares, denota por cuanto ocurre en la República de los Soviets, los periódicos burgueses, impelidos por sus conveniencias mercantiles, por su deseo de grandes tiradas y por la presión de sus lectores, se vieron en la necesidad de insertar mis artículos. A través del universo he dicho en ellos que, a pesar de la errónea política de la dirección staliniana, el poder de los Soviets tiene raíces extremadamente profundas en las masas, que es poderodo y que vivirá más que todos sus enemigos.

No hay que olvidar que en Europa, y sobre todo en América, la aplastante mayoría de los obreros continúa nutriéndose aún de prensa burguesa. Puse como condición que se publicaran mis artículos sin modificaciones de ninguna especie. Verdad es que no han observado esta condición ciertos periódicos de algunos países; pero la han respetado la mayor parte de ellos. En cualquier caso, todos se ha visto forzados a publicar que, contra los asertos de la mentira y la calumnia staliniana, Trotsky está persuadido de la fuerza interna, profunda, del régimen soviético, y cree con firmeza que los obreros lograrán por medios pacíficos modificar la actual política engañosa del Comité Cenral.

En la primavera de 1917, encerrado dentro de la jaula suiza, Lenin utilizó el vagón "precintado" del Hohenzollern para escaparse de ella y acudir junto a los obreros rusos. La prensa chauvinista acosó a Iliitch, y no le llamaba de otro modo que el mercenario alemán y "Herr Lenin". Encerrado por los thermidorianos en la jaula de Constantinopla, yo me he servido del vagón precintado de la prensa burguesa para decir la verdad al mundo entero. El acoso de los stalinianos contra "Mister Trotzky", estúpido en su ausencia de cordura, no constituye sino una repetición del que los burgueses y los socialistas revolucionarios ejercieron contra "Herr Lenin". Como Iliitch, afronto con un desprecio tranquilo la opinión pública de los pequeños burgueses y de los funcionarios cuya alma resume Stalin.

3. En mis artículos, desigurados y falsificados por Yaroslavsky, conté cómo, por qué y en qué condiciones se me confinó de la URSS. Propagan los estalinianos en la prensa europea un rumor según el cual se me había dejado marchar al Extranjero a instancias mías. Asimismo he descubierto esa mentira. He explicado que se me deportó allende las fronteras por fuerza, merced a un convenio previo entre Stalin y la policía turca. También entonces obré no sólo con el propósito de protegerme personalmente contra la calumnia, sino, ante todo, en interés de la República de los Soviets. Por el mero hecho de que los oposicionistas se esforzaran en abandonar el territorio de la Unión Soviétca, todo el mundo comprendería que considerábamos desesperada la situación del gobierno de los Soviets. En realidad, no se nos había ocurrido siquiera semejante cosa. Además de asestar la política staliniana golpes terribles a la revolución china, al movimiento obrero inglés y a toda la Internacional Comunista, también los ha asestado a la estabilidad interna del régimen de los Soviets. Esto es incontestable.

Sin embargo, no se delata desesperada la situación ni por asomo. En ningún caso abrigaba la oposición intenciones de huir de la República de los Soviets. Por mi parte, me negué categóricamente a salir para el extranjero, proponiendo que se me encarcelase. No se atrevieron los stalinianos a recurrir a esta medida: temían que los obreros exigieran con insistencia mi libertad. Prefirieron entenderse con la policía turca y me internaron por la fuerza en Constantinopla. Tal es lo que he expuesto al mundo entero. Todo obrero que reflexione comprenderá que si Stalin, por mediación de la agencia Tass, alimenta a diario la prensa burguesa con calumnias contra la oposición, yo tenía el deber de intervenir para refutar esas calumnias.

4. A decenas de millones de ejemplares he contado al mundo entero que no me confinaron los obreros rusos, los aldeanos rusos, los soldados soviéticos del ejército rojo, ni tampoco aquellos con quienes conquistamos el Poder, y con quienes de completo acuerdo hemos combatido hombro contra hombro en todos los frentes de la guerra civil. Me deportaron los individuos del aparato estatal, que habían estafado el Poder, que han degenerado hasta formar una casta burocrática ligada por una responsabilidad común.

Para defender la revolución de Octubre, la República de los Soviets y el buen nombre revolucionario de los bolcheviques leninistas, he dicho al mundo entero la verdad acerca de Stalin y de los stalinianos. He recordado una vez más cómo Lenin, en su "testamento", maduradamente meditado, le calificó de "desleal". En todas las lenguas del orbe se comprende esta palabra. Significa hombre deshonesto o de mala fe que se deja guiar en sus actos por motivos mediocres, hombre en quien no se puede poner confianza. Así fue como caracterizó Lenin a Stalin, y de nuevo vemos ahora cuán justa era la advertencia.

No existe crimen mayor para un revolucionario que engañar a su partido y envenenar la conciencia de la clase obrera con la mentira. Esto supone, empero, la principal ocupación de Stalin. Engaña a la Internacional Comunista y al proletariado mundial, atribuyendo a la oposición intenciones y actos contrarios con respecto al poder de los Soviets. Precisamente por saber que él estaba inclinado en su fuero interno a obrar de tal suerte, le calificó Lenin de desleal; precisamente por eso proponía al partido que relevara de su puesto a ese hombre. Así, pues, se hace más necesario que nunca ahora, después de cuanto ha pasado, explicar al mundo entero en qué consiste la deslealtad, es decir, la mala fe y la falta de honradez de Stalin con la oposición.

5. Los calumniadores (Yaroslavsky y otros agentes de Stalin) arman mucho alboroto alrededor de los dólares norteamericanos. En otras circunstancias, no valdría la pena de rebajarse a examinar esas porquerías; pero la prensa burguesa más rabiosa exhibe con deleite las suciedades de Yaroslavsky. Para no dejar en penumbra nada, hablaré, pues, de los dólares también.

Transmití mis artículos a una agencia norteamericana de prensa en París. Tanto Lenin como yo, muchas veces hemos concedido "interviews" y expuesto por escrito nuestra opinión sobre toda clase de cuestiones a agencias análogas. En virtud de mi confinamiento y de las circunstancias misteriosas en las cuales se efectuó, la gente de todo el mundo se interesaba una enormidad por este asunto, y la agencia esperaba obtener pingües benefícios. Me ofreció la mitad de los ingresos. Respondí que personalmente no aceptaría ni un céntimo; pero que debía poner a mi orden la mitad del importe de mis artículos.

Con ese dinero editaré en lengua rusa y en las demás lenguas, toda una serie de obras de Lenin (discursos, artículos, cartas) prohibidos en la República Soviética por la censura staliniana. Del propio modo, utilizando esa suma, publicaré una porción de documentos del partido (actas de conferencias y congresos, cartas, artículos, etc.) que se han escamoteado sólo porque demuestran con ejemplos la inconsistencia teórica y política de Stalin. He aquí, en concreto, la literatura "contrerrevolucionaria" -según la denominación de Stalin y Yaroslavsky- que intento editar. A su tiempo se publicará una reseña precisa de las cantidades invertidas a este efecto. Cualquier obrero ha de convenir en que vale infinitamente más hacer que el dinero tomado de la burguesía a título de tributo ocasional sirva para editar las obras de Lenin, que propagar calumnias contra los bolcheviques leninistas utilizando el dinero recogido a los obreros y aldeanos rusos.

No lo olvidéis, compañeros. En la URSS sigue considerándose el "testamento" de Lenin un documento contrarrevolucionario, por la propagación del cual se arresta y se destierra. No se trata de una simple casualidad. Stalin emprende la lucha contra el leninismo dándole una extensión internacional. No queda casi ya en el mndo un solo país donde al frente del partido comunista se hallen los mismos revolucionarios que lo dirigían en vida del caudillo muerto. Casi todos están excluidos de la Internacional Comunista. Lenin tuvo la presidencia de los cuatro primeros Congresos de esta Internacional. Con él elaboré todos los documentos esenciales de la misma. Cuando se celebraba el IV Congreso (1922) compartió él a medias conmigo la memoria principal acerca de la nueva política económica y de las persapectivas de la Revolución Internacional. Después de su muerte quedaron excluidos de la Internacional Comunista casi todos los participantes, y, en cualquier caso, todos los participantes "influyentes" de los cuatro primeros Congresos. Por doquiera en absoluto hay a la cabeza de los partidos comunistas hombres nuevos, de ocasión, llegados ayer del campamento adversario y enemigo.

Para realizar una política antileninista se imponía, por lo pronto, derrocar la dirección leninista. Stalin lo hizo apoyándose en la burocracia, en las nuevas capas de la pequeña burguesía, en el aparato estatal, en el "Guepeu", en los recursos materiales del Estado. No sólo se ejecutó tal tarea en la URSS, sino en Alemania, en Francia, en Italia, en los Estados Unidos, en los países escandinavos y en casi todas las naciones sin excepción. Ciego habría que estar para no comprender el sentido del hecho de ser relevados de sus puestos, calumniados y excluidos los colaboradores más íntimos y los compañeros de combate de Lenin en el partido comunista de la URSS y en toda la Internacional Comunista, todos los dirigentes de los partidos comunistas durante los años primeros y más difíciles, todos los participantes y directores de los cuatro primeros Congresos, casi todos, literalmente, en fin. Los stalinianos necesitaban esta lucha rabiosa contra la dirección comunista para practicar una política antileninista.

Mientras se aniquilaba a los bolcheviques leninistas, se clamaba al partido diciéndole que en lo sucesivo sería monolítico. Ya sabéis que en la actualidad está más dividido que nunca. Y esto no es todo aún. No hay salvación por la vía staliniana. No es posible practicar más que una política ustrialovista, es decir, consecuente desde el punto de vista thermidoriano, o una política leninista. La posición centrista de Stalin acarrea inevitablemente la acumulación de inmensas dificultades económicas y políticas, la devastación y la destrucción continua del partido.

Todavía no es demasiado tarde para cambiar de orientación. Hace falta modificar brutalmente la política y el régimen del partido en el sentido de la plataforma de la oposición. Hay que acabar con las vergonzosas persecuciones dirigidas contra los mejores revolucionarios leninistas en el partido comunista de la URSS y en el mundo entero. Se impone reconstituir la dirección leninista. Se impone condenar y desarraigar los métodos desleales, es decir, deshonestos y de mala fe, del procedimiento staliniano. La oposición está dispuesta a ayudar con todas sus fuerzas al núcleo proletario del partido en la ejecución de esta tarea de importancia vital. Las persecuciones rabiosas, las calumnias deshonestas y las represiones de Estado no pueden modificar nuestra actitud con respeto a la revolución de Octubre o al partido internacional de Lenin. Permanecemos fieles hasta el fin a uno y a otro en las prisiones stalinianas, en el destierro y en la emigración.

Salud bolchevique.

L. Trotzky

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
gazte
gazte
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 3300
Reputación : 3648
Fecha de inscripción : 05/08/2009

Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky) Empty Re: Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky)

Mensaje por gazte Miér Dic 15, 2010 8:04 pm

maravilloso!
Chapaev
Chapaev
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2850
Reputación : 3434
Fecha de inscripción : 28/04/2010

Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky) Empty Re: Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky)

Mensaje por Chapaev Miér Dic 15, 2010 8:45 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:maravilloso!


Completamente de acuerdo, asi queda claro donde escribia Troski:
Me he dirigido a la prensa burguesa para defender los intereses de la República de los Soviets contra la mentira, la perfidia y la traición de Stalin y compañía.

No era yo consciente del amor y respeto que la burguesia sentía por la república de los sóviets y que demuestra dando voz a aquel que los tiene que enterrar con la revolucion permanente. Maravilloso es poco, yo diria "mágico"


gazte
gazte
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 3300
Reputación : 3648
Fecha de inscripción : 05/08/2009

Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky) Empty Re: Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky)

Mensaje por gazte Miér Dic 15, 2010 8:51 pm

entonces supongo que cuando lenin escribio en la prensa bruguesa tambien era un contrarrevolucionario. todo eso no hubiera pasado si la burocracia hubiera respetado los principios del centralismo democratico y NO HUBIERA MENTIDO, MANIPULADO, TERGIVERSADO, y HUBIERA HABIDO UN DEBATE HONESTO.
Chapaev
Chapaev
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2850
Reputación : 3434
Fecha de inscripción : 28/04/2010

Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky) Empty Re: Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky)

Mensaje por Chapaev Miér Dic 15, 2010 8:54 pm

No hubiera pasado, pero pasó.

así se escribe la historia.
gazte
gazte
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 3300
Reputación : 3648
Fecha de inscripción : 05/08/2009

Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky) Empty Re: Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky)

Mensaje por gazte Miér Dic 15, 2010 8:59 pm

primero, no lo considero un error, de hecho cuando los comunistas participan en las instituciones burguesas es para difundir su mensaje y servirse de altavoz, lo mismo es aplicable a la prensa y demas, como dice trotsky, mientras que reproduzcan sus articulos integros.

segundo, de ser considerado un error, tambien es achacable a lenin y a otros muchos dirigentes bolcheviques, ya que hicieron lo mismo.

y tercero, si se sigue considerando un error, viene motivado por algo muchisimo mas grave, que es la conculcacion del centralismo democratico en el seno del PCUS.
Chapaev
Chapaev
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2850
Reputación : 3434
Fecha de inscripción : 28/04/2010

Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky) Empty Re: Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky)

Mensaje por Chapaev Miér Dic 15, 2010 9:16 pm

Si la burguesia usara el texto de trosky para enfrentar a stalin, entenderia tu posicion. Pero es que es Trosky quien reconoce que busca a la burguesia.

La verdad empiezo a pensar que el hilo consigue poner en evidencia a trosky (una vez más)





gazte
gazte
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 3300
Reputación : 3648
Fecha de inscripción : 05/08/2009

Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky) Empty Re: Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky)

Mensaje por gazte Miér Dic 15, 2010 9:29 pm

no te quedes con lo que te interesa, rebate todo. por otra parte, los parlamentos burgueses no van a las sedes de los partidos comunistas rogandoles para que participen. pero bueno, tu ya tienes tus conclusion y como buen "marxista-leninista" nada te la va a hacer cambiar.
DP9M
DP9M
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 16764
Reputación : 21293
Fecha de inscripción : 16/06/2010

Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky) Empty Re: Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky)

Mensaje por DP9M Miér Dic 15, 2010 10:05 pm

Gazte , eres un AUTOEDITADO chavalin.

todo eso no hubiera pasado si la burocracia hubiera respetado los principios del centralismo democratico y NO HUBIERA MENTIDO, MANIPULADO, TERGIVERSADO, y HUBIERA HABIDO UN DEBATE HONESTO.

vamos a ver panoli de las narices, QUE PARTE NO TE ENTERAS TU QUE TROSKI SE FUMO TODA LAS REGLAS DENTRO DEL PARTIDO por lo que fue expulsado, que parte no te enteras TU que sus tesis se desacreditaron por si mismas por el partido, tanto teoricamente como en la practica. A ti como hay que grabarte el resultado de los debates.

Mira, me tienes hasta las narices y tu cerebro de AUTOEDITADO que no da para más.

Siempre repitiendo la misma cantinela y este que no espera la minima para saltar con sus gilipolleces y troskotrolladas de siempre.

Esto es algo FLIPANTE.


Última edición por SS-18 el Miér Dic 15, 2010 11:20 pm, editado 1 vez


------------------------------
Ningún hombre puede concluir una opinión sobre otro hombre, lo único aceptable es corregirlo.
Marx: “Nuestra tarea es la crítica despiadada, y mucho más contra aparentes amigos que contra enemigos abiertos“.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
AsturcOn
AsturcOn
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1026
Reputación : 1261
Fecha de inscripción : 26/12/2009

Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky) Empty Re: Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky)

Mensaje por AsturcOn Miér Dic 15, 2010 10:18 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:entonces supongo que cuando lenin escribio en la prensa bruguesa tambien era un contrarrevolucionario. todo eso no hubiera pasado si la burocracia hubiera respetado los principios del centralismo democratico y NO HUBIERA MENTIDO, MANIPULADO, TERGIVERSADO, y HUBIERA HABIDO UN DEBATE HONESTO.

Gazte eres peor que Antoñita la fantástica. Si fueras mujer serias una verdulera. Tienes una empanada mental tan grande que no me extraña la cantidad de chorradas que dices siempre en tan pocas palabras. Que yo sepa Lenin nunca le pidió ayuda al capitalismo, ni uso a la prensa burguesa para conspirar contra el estado soviético. Que yo sepa Lenin nunca hizo un llamamiento en los medios de comunicación capitalistas incitando al derrocamiento del estado soviético.

Sobre la burocracia vuelves a demostrar ignorancia pareciéndote a un loro que repite las consignas del capitalismo.

¿Porque repites como un loro todo lo que te enseña el capitalismo?

¿De que burocracia hablas?

¿Me hablas del sistema burocrático de Lenin, de Stalin, de Kruschev, Brezhnev, Gorbachov y Yeltsin?

¿Con quien de todos estos lideres vivió mejor el aparato burocrático del partido o de la sociedad estatal soviética?

¿No tienes suficientes ejemplos en el capitalismo?

La burocracia es un fenomeno social y politico asociado al capitalismo, con esto quiero decir que no ha sido precisamente el marxismo-leninismo el que se ha inventado este fenomeno, pero por mucho que a la gente como tu os duela, la burocracia es necesaria para la organización de todo el conjunto del estado ya sea este capitalista o socialista.

la burocracia es una herramienta profundamente arraigada al estado y es la encargada de gestionarlo todo. Solo en un estado socialista la burocracia puede ser eficiente desde el momento en el que dicho estado impulsa las medidas sociales necesarias que benefician al conjunto de los ciudadanos. En una sociedad capitalista donde coexisten pobres, clase media y ricos, donde hay corrupción y paro y donde las diferencias son tan abismales, es justo de donde podemos concluir que la burocracia es el espejo de esa putrefacción.

No podemos culpar al aparato burocrático de las responsabilidades de un gobierno capitalista cuya ideología se basa en defender a la empresa en detrimento del trabajador, ideología que explota al máximo de lo posible a un pueblo y al que solo considera como cliente.

La burocracia en la Unión Soviética paso por una serie de filtros llamados revolucion, y aparte de gestionar las instituciones, también estaba destinada a administrar los derechos sociales que por primera vez se implantaban en el mundo:

La prohibición de la explotación infantil.

La eliminación del desempleo

El derecho a una vivienda

La seguridad social

La sanidad publica Gratuita

La enseñanza publica gratuita

El derecho a la jubilación,

El derecho a pensiones por invalidad o incapacidad

El derecho al descanso

La jornada laboral de 7 horas y de 4 dependiendo del nivel de peligrosidad.

La construcción en todo el país de áreas de descanso vacacionales destinadas a trabajadores y pensionistas.

Las dietas en las fabricas y guarderías gratuitas para los hijos de los trabajadores.

La separación de la iglesia y el estado.

Y una constitución socialista que defienda todos estos derechos y que castigue con todo el peso de la ley a los que la traicionan

A todo esto añádele que gracias al "burocrata" de Stalin se derroto a los ejércitos del fascismo y se termino con el gobierno de Hitler, por tanto es absurdo y esta fuera de lugar que nos pongamos a discutir de burocracias sin sentido.

Cuando en un país atrasado y basado en la esclavitud se implantan todos estos derechos sociales, mientras se construye un estado socialista capaz de defenderse en las peores guerras, hablar de burocracia criticando al sistema soviético de Stalin, es la mayor pedantería que se puede leer o escuchar.

Gazte eres muy propenso a repetir como las gallinas el mismo cacareo del capitalismo una y mil veces, si quieres hablar de burocracia no hay mejor ejemplo que el del capitalismo.

AsturcOn
AsturcOn
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1026
Reputación : 1261
Fecha de inscripción : 26/12/2009

Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky) Empty Re: Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky)

Mensaje por AsturcOn Miér Dic 15, 2010 10:24 pm

SS-18 escribió:Gazte , eres un AUTOEDITADO chavalin.

todo eso no hubiera pasado si la burocracia hubiera respetado los principios del centralismo democratico y NO HUBIERA MENTIDO, MANIPULADO, TERGIVERSADO, y HUBIERA HABIDO UN DEBATE HONESTO.

vamos a ver panoli de las narices, QUE PARTE NO TE ENTERAS TU QUE TROSKI SE FUMO TODA LAS REGLAS DENTRO DEL PARTIDO por lo que fue expulsado, que parte no te enteras TU que sus tesis se desacreditaron por si mismas por el partido, tanto teoricamente como en la practica. A ti como hay que grabarte el resultado de los debates.

Mira, me tienes hasta las narices y tu cerebro de AUTOEDITADO que no da para más.

Siempre repitiendo la misma cantinela y este que no espera la minima para saltar con sus gilipolleces y troskotrolladas de siempre.

Esto es algo FLIPANTE.


Jajajaja, estabamos pensando en lo mismo. Very Happy

DP9M
DP9M
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 16764
Reputación : 21293
Fecha de inscripción : 16/06/2010

Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky) Empty Re: Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky)

Mensaje por DP9M Miér Dic 15, 2010 10:25 pm




El Camarada Stalin habla sobre el burocratismo y los burócratas.


[... El burocratismo y el papeleo de los aparatos de administración; la charlatanería sobre
"dirección en general", en lugar de dirección viva y concreta; la estructura funcional de las
organizaciones y la falta de responsabilidad personal; la ausencia de responsabilidad personal en
el trabajo y el igualitarismo en el sistema de salarios; la falta de control sistemático del
cumplimiento de las decisiones y el temor de la autocrítica: he aquí el origen de nuestras
dificultades, he aquí donde anidan ahora nuestras dificultades. ...]
[... Seria ingenuo pensar que pueden vencerse estas dificultades con resoluciones y disposiciones.
Los burócratas y los aficionados al papeleo tienen ya desde hace mucho tiempo gran habilidad
para manifestar de palabra, fidelidad a las decisiones del Partido y del Gobierno y, en la practica,
sepultarlas en un cajón. ...]
[... Aparte de algunos incorregibles burócratas y aficionados al papeleo, respecto a cuya
destitución todos estamos de acuerdo, hay dos tipos de funcionarios que entorpecen nuestro
trabajo, lo obstaculizan y no nos permiten avanzar.
Al primer tipo corresponden los funcionarios que contrajeron ciertos méritos en el pasado,
hombres que se han convertido en grandes señores y a quienes les parece que las leyes Soviéticas y
del Partido no han sido escritas para ellos, sino para los tontos. Son esos mismos funcionarios que
tampoco estiman deber suyo cumplir las decisiones del Partido y del Gobierno y que destruyen asi
las bases de la disciplina del Partido y del Estado. ¿En qué confían al vulnerar las leyes Soviéticas
y del Partido? Confían en que, por sus méritos pasados, el Poder Soviético no se atreverá a
meterse con ellos. Estos grandes señores ensoberbecidos piensan que son insustituibles y que
pueden infringir impunemente las decisiones de los órganos directivos. ¿Que se debe hacer con
estos funcionarios? Hay que destituirlos de los puestos de dirección sin titubeos, sin reparar
méritos pasados. Hay que pasarles a puestos de menor importancia y publicar la noticia en la
prensa. Esto es indispensable para bajarles los humos a estos ensordecidos, grandes señores
burócratas y colocarlos en el lugar que les corresponde. Ello es indispensable para consolidad en
todo nuestro trabajo la disciplina de Partido y de los organismos Soviéticos.
Y ahora hablemos del segundo tipo de funcionarios. Es el tipo de charlatanes, yo diría de
charlatanes honrados, hombres honestos, fieles al Poder Soviético, pero incapaces de dirigir,
incapaces de organizar nada. Tuve el año pasado una conversación con uno de estos Camaradas,
un Camarada muy estimable, pero un charlatán incorregible, capaz de ahogar con su verborrea
cualquier obra viva. He aquí la conversación:
Yo: ¿Que tal va la siembra?
El: ¿La siembra, Camarada Stalin? Nos hemos movilizado.
Yo: Bien, y ¿qué?
El: Hemos planteado la cuestión de plano.
Yo: Bien, ¿y que más?
El: Hay un viraje, Camarada Stalin, pronto se producirá un viraje.
Yo: Bueno, pero ¿que hay en realidad?
El: Se perfilan progresos.
Yo: Bien, pero ¿que tal va la siembra?
El: Hasta ahora no hemos logrado hacer nada, Camarada Stalin.
He aquí la fisonomía del charlatán. Se han movilizado, han planteado la cuestión de plano, hay un
viraje y progresos, pero la cosa no avanza.
Exactamente así es como ha caracterizado hace un poco un obrero ucraniano el estado de una
organización.
Cuando se le pregunto si dicha organización se atenía a la linea, respondió: "¡Ah! ¿la línea?... la
línea existe, naturalmente, solo que el trabajo no se ve". Por lo visto, esta organización tiene
también sus charlatanes honrados.
Y cuando se destituye a estos charlatanes, separándoles del trabajo de la dirección, se quedan
atónitos, boquiabierto: "¿Por qué nos destituyen? ¿Es que no hemos hecho todo lo necesario? ¿Es
que no hemos reunido la conferencia de obreros de choque, no hemos proclamado en ellas las
consignas del Partido y del Gobierno, no hemos elegido todo el Buró Político del Comité Central
para la presidencia de honor? ¿ Es que no hemos mandado saludos al Camarada Stalin? ¿Qué
mas queréis de nosotros?"
¿Qué hacer con estos charlatanes incorregibles? Si se les deja en un trabajo de dirección, son
capaces de ahogar cualquier obra viva en un torrente de discursos interminables y hueros. Es
evidente que hay que destituirlos de los puestos de dirección y darles un trabajo de otro tipo. En el
trabajo de dirección no hay lugar para charlatanes. ...]

Extraído de Sobre los defectos del trabajo del Partido y sobre las medidas para liquidar a los
elementos Trotskistas y demás elementos de doble cara del Camarada Stalin.

De aqui del foro claramente en alguno donde el otro ni se pasa...


------------------------------
Ningún hombre puede concluir una opinión sobre otro hombre, lo único aceptable es corregirlo.
Marx: “Nuestra tarea es la crítica despiadada, y mucho más contra aparentes amigos que contra enemigos abiertos“.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Xisco
Xisco
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 672
Reputación : 1735
Fecha de inscripción : 01/08/2010

Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky) Empty Re: Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky)

Mensaje por Xisco Miér Dic 15, 2010 10:26 pm

SS-18 con insultos como este "este que no espera la minima para saltar con sus gilipolleces" dirigido a gazte quedas totalmente desacreditado y que es mas propio de un fascista sin fundamentos.
DP9M
DP9M
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 16764
Reputación : 21293
Fecha de inscripción : 16/06/2010

Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky) Empty Re: Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky)

Mensaje por DP9M Miér Dic 15, 2010 10:28 pm

Fascista nada. Lo que es vergonzoso es que tenemos en el foro 20 hilos hablando de la msima mierda y este personaje se fuma todos los argumentos para aparecer por otros hilos diciendo de NUEVO tonterias. Ese es el problema que aqui el sr. Memoria de pez y integro en mi cerebro la información que me conviene no se entera de una mierda. O hace por no enterarse.

Ale, a rebatir:




Stalin y la lucha por la reforma democrática

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

GROVER FURR
Universidad Estatal de Montclair, Nueva Jersey

Traducido y difundido por:

Primera Parte

Capítulo 1º

Introducción
Este artículo destaca los intentos de José Stalin, desde los años 30 hasta su muerte, para democratizar el gobierno de la Unión Soviética.
Esta afirmación, y el artículo, sorprenderá a muchos, y escandalizará a algunos. De hecho, mi sorpresa ante los resultados de esta investigación me llevó a escribir este artículo. He sospechado durante mucho tiempo que la versión tipo "guerra fría" de la historia soviética tenía serios agujeros. Pero así todo, no estaba preparado para la magnitud de las falsedades de las que he tenido conocimiento.
Esta historia es bien conocida en Rusia, en donde el respeto e incluso la admiración de Stalin es común. Yuri Zhukov, el principal historiador ruso que avanzó el paradigma de "Stalin, demócrata", y cuyos trabajos son la mas importante fuente individual aun cuando no la única para este artículo, es una figura principal, relacionada con la Academia de Ciencias. Sus trabajos son ampliamente conocidos.
Sin embargo, esta historia, y los hechos que la apoyan, son virtualmente desconocidos fuera de Rusia, en donde el paradigma de la Guerra Fría "Stalin, malvado" domina tanto lo publicado que los trabajos aquí citados aún están escasamente nombrados.
Por ello, muchas de las fuentes secundarias usadas en el artículo, así como las fuentes secundarias, desde luego, sólo son accesibles en la lengua rusa.
Este artículo no solamente informa a los lectores de nuevos hechos, y de sus interpretaciones sobre la historia de la U.R.S.S. Es más bien un intento de llevar a los lectores no-rusos el resultado de nuevas investigaciones, basadas en los archivos soviéticos, sobre el periodo de Stalin y sobre el mismo Stalin. Los hechos discutidos en el mismo son compatibles con determinado rango de paradigmas históricos soviéticos, en la medida en que ayudan a desechar un determinado número de otras interpretaciones. Serán inaceptables por completo (e incluso escandalosos) para aquellos cuyas perspectivas políticas e históricas se basan en unas nociones erróneas y basadas en la Guerra Fría sobre el "totalitarismo" soviético y el "terror" estalinista.
La interpretación kruscheviana de Stalin como un ser hambriento de poder, traidor al legado de Lenin, se creó para que se ajustara a las necesidades de la nomenklatura del Partido Comunista en los años 50. Pero enseña parecidos muy cercanos y comparte muchas premisas con el discurso canónico sobre Stalin heredado de la Guerra Fría, que estuvo al servicio del deseo de las elites capitalistas de presentar las luchas por el comunismo, o cualquier lucha de la clase obrera por el poder, como un camino que dirige necesariamente a algún tipo de horror.
Se ajusta también a la necesidad del troskismo de argumentar que la derrota de Trotsky, el "revolucionario auténtico", sólo pudo venir de la mano de un dictador que, se supone, violó cada uno de los principios por los que lucho la Revolución. Kruschevistas, anti-comunistas de la Guerra Fría, y los paradigmas trostkistas sobre la historia soviética son similares en su dependencia de una demonización de Stalin, de su liderazgo, y de la URSS durante su mandato.
La visión sobre Stalin presentada en este ensayo es compatible con otros paradigmas históricos contradictorios. Las interpretaciones comunistas anti-revisionistas y post-maoístas de la historia soviética contemplan a Stalin como un heredero lógico y creativo del legado de Lenin, si bien fracasado en ciertos aspectos. Igualmente muchos nacionalistas rusos, que difícilmente aprobarían los logros de Stalin en tanto comunista, le respetan como el responsable de convertir a Rusia en una potencia industrial y militar. Stalin es para todos ellos una figura esencial, si bien en formas muy distintas.
Este trabajo no intenta "rehabilitar" a Stalin. Estoy de acuerdo con Yuri Zhukov cuando escribe:
"Debo sinceramente decir que me opongo a la rehabilitación de Stalin, porque me opongo a las rehabilitaciones en general. Nada ni nadie en la historia debe de ser rehabilitado, sino que debemos descubrir la verdad, y decirla. Sin embargo, desde los tiempos de Kruschev las únicas víctimas de las represiones de Stalin de las que habremos oído hablar son aquellos que tomaron parte en ellas, o que las facilitaron, y quien no se opuso a ellas". (Zhukov, KP Nov. 21 02)
Tampoco deseo yo sugerir que, en el caso de que Stalin hubiera conseguido todas las metas, los muchos y variados problemas de la construcción del socialismo y del comunismo hubieran sido resueltos.
A lo largo del periodo que este ensayo analiza, el liderazgo de Stalin se preocupó no solo de potenciar la democracia en el gobierno del estado, sino de favorecer también la democracia interna en el Partido. Este punto, importante y relacionado, requiere un estudio por separado, y no es el punto central de este ensayo. A pesar de que el concepto de "democracia" es conocido, pudiera tener un significado diferente en el contexto de un partido guiado por el centralismo democrático, formado por miembros voluntarios, que en el contexto de un gran estado de ciudadanos en el cual no pueden darse por supuestas bases de consenso político.
Este artículo se ha basado en fuentes de primera mano siempre que ha sido posible. Pero descansa mas sólidamente en los trabajos académicos de historiadores rusos que tienen acceso a documentos no publicados, ó muy recientemente publicados, de los archivos soviéticos. Muchos documentos soviéticos de gran importancia solo son accesibles a académicos con acceso privilegiado. Muchos otros permanecen completamente secuestrados y "clasificados", incluyendo mucho del archivo personal de Stalin, los materiales pre-judiciales de investigación de los procesos de Moscú de 1936-1938, los materiales de investigación sobre el affaire Tukhachevskii de 1937, y muchos otros.
Yuri Zhukov describe la situación archivística de la siguiente manera:
Con el principio de la perestroika, uno de cuyos slogans era glasnost... el archivo del Kremlin, antes cerrado a los investigadores, se liquidó. Sus contenidos empezaron a ser trasladados [a varios archivos públicos G.F.]. Este proceso comenzó, pero no se completó. Sin ninguna publicidad o explicación de ningún tipo, en 1996 los materiales más importantes y esenciales fueron reclasificados otra vez, escondidos en el archivo del Presidente de la Federación Rusa. Pronto quedaron claras las razones para esta operación a escondidas: permitió la resurrección de uno de los dos viejos y lamentables mitos (6).
Zhukov se refiere con esto a "Stalin el malvado" y "Stalin el gran líder". Solo el primero de estos mitos es familiar a los lectores de la historiografía occidental y anti-comunista. Pero ambas escuelas están bien representadas en Rusia y la Comunidad de Estados Independientes.
Uno de los libros de Zhukov, base de mucho contenido de este artículo, se titula Inoy Stalin "Un Stalin diferente", "diferente" de los mitos, más cerca de la verdad, basado en los recientemente documentos de archivo desclasificados. Su cubierta presenta una fotografía de Stalin y frente a ella, la misma fotografía en negativo: su opuesto. Solo en raras ocasiones usa Zhukov fuentes de segunda mano. En su mayoría cita documentos de archivo no publicados, o recientemente desclasificados y publicados. El cuadro que describe de la política del Politburo de 1934 a 1938 es muy diferente de todo aquello que tenga que ver con los mitos que rechaza.
Zhukov acaba su Introducción con estas palabras:
“No alardeo de haber dado final a la tarea, o de incontrovertibilidad. Intento solo una tarea, evitar puntos de vista preconcebidos, evitar los dos mitos; intentar reconstruir el pasado, una vez muy conocido, pero ahora olvidado intencionalmente, deliberadamente no nombrado, ignorado por todos.”
Siguiendo a Zhukov, este artículo también intenta mantenerse al margen de ambos mitos.
Bajo estas condiciones cualquier conclusión debe quedar como un intento. He probado a usar de una manera sensata todos los materiales, ya fueran de primera mano o secundarios. A fin de procurar no interrumpir el texto he colocado las fuentes de referencia al final de cada párrafo. He utilizado las clásicas notas numeradas a pié de página cuando he creído que se necesitaban notas mas largas y aclaratorias.
La investigación que este artículo resume tiene importantes consecuencias para aquellos de nosotros que queremos llevar adelante un análisis de clase de la historia, incluyendo la historia de la Unión Soviética.
Uno de los mejores investigadores norteamercianos del periodo de Stalin en la URSS, J. Arch Getty, ha denominado la investigación histórica realizada durante el periodo de la Guerra Fria "productos propagandísticos", "investigación" que no merece ni la crítica ni la corrección de algunas de sus partes, pero que debe de ser hecha de nuevo desde el principio (4). Coincido con Getty, pero debiera añadirse que esta investigación tendenciosa, "política" y deshonesta se sigue produciendo hoy en día.
El paradigma Guerra Fría-Khruschevita ha sido el punto de vista dominante de la historia de los "años de Stalin". La investigación que tratamos aquí puede ayudar a una aclaración de la materia, "un principio desde el mismo principio". La verdad que al final surge tendrá también un gran significado para el proyecto marxista de comprender el mundo para cambiarlo, de la construcción de una sociedad sin clases de justicia económica y social.
En la sección final del ensayo he subrayado algunas áreas para posterior investigación sugerida por los resultados del artículo.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Una nueva Constitución

En Diciembre de 1936 el 8º Congreso Extraordinario de los Soviets aprobó el borrador de la nueva constitución soviética. Convocó una votación secreta y unas elecciones abiertas. (Zhukov, Inoy 307-9)
Se admitieron candidatos no solo del Partido Bolchevique -denominado entonces Partido Comunista de la Unión (bolchevique)- sino también de otros grupos de ciudadanos, basados en la residencia, afiliación (tales como grupos religiosos), u organizaciones de empresa. Esto nunca se llevó a cabo. Nunca hubo elecciones abiertas.
Los aspectos democráticos de la Constitución se incluyeron ante la expresa insistencia de Joseph Stalin. Junto a sus más cercanos colaboradores en el Politburó del Partido Bolchevique, Stalin luchó tenazmente para mantener este proyecto (Getty, "State"). El, y ellos, cedieron sólo cuando se enfrentaron al rechazo total por parte del Comité Central del Partido, y ante el pánico que rodeó el descubrimiento de serias conspiraciones, en colaboración con el fascismo alemán y japonés para derrocar el gobierno soviético.
En Enero de 1935 el Politburó asignó el trabajo de delinear los contenidos de una nueva constitución a Avel Ynukidze (6) quien, algunos meses mas tarde, volvió con una sugerencia de elecciones abiertas. Casi inmediatamente, el 25 de Enero de 1935, Stalin expresó su desacuerdo con la propuesta de Yenukidze, insistiendo en elecciones secretas (Zhukov, Inoy 116-21).
Stalin hizo público este desacuerdo de una manera muy notoria en Marzo de 1936, durante una entrevista con el magnate de la prensa americana Roy Howard. Stalin declaró que la Constitución soviética que todas las votaciones serian secretas. El voto tendría una base de igualdad, teniendo el mismo valor el voto de un campesino que el de un obrero (7); una base territorial, como en Occidente, en vez de acuerdo con el status, como en la época zarista, o lugar de empleo.; y directo: todos los Soviets se elegirian por los ciudadanos, no por representantes indirectos. (Entrevista Stalin-Howard, Zhukov, Repressii" 5-6).
Stalin: "Adoptaremos probablemente nuestra nueva constitución a finales de este año. La comisión encargada de redactarla esta trabajando y terminará pronto su trabajo. Como ya se ha anunciado, de acuerdo con la nueva constitución, el sufragio será universal, igual, directo y secreto". (Entrevista Stalin-Howard 13).
Y lo más importante es que Stalin declaró que en todas las elecciones participarían diferentes fuerzas políticas:
“Usted ahora está confundido por el hecho de que solo un partido se presentará a las elecciones. Y no puede ver como una contienda electoral puede tener lugar en estas condiciones. Evidentemente, los candidatos serán presentados no solo por el Partido Comunista, sino por toda clase de organizaciones públicas, ajenas al Partido. Y tenemos centenares de ellas. No tenemos partidos en liza más que en la medida en que tenemos una clase capitalista en lucha con una clase trabajadora que es explotada por los capitalistas. Nuestra sociedad consiste exclusivamente de trabajadores libres del campo y de la ciudad; trabajadores, campesinos e intelectuales. Cada una de estas capas tienen sus especiales intereses y los expresan a través de las numerosas organizaciones que existen.” (13-14)
Diferentes organizaciones ciudadanas presentarían candidatos que competirían con los candidatos del Partido Comunista. Stalin declaró a Howard que los ciudadanos tacharían los nombres de todos los candidatos excepto de aquellos a quienes votaran.
También apoyó la importancia de unas elecciones en competencia para luchar contra la burocracia:
“Usted podría pensar que no se darán elecciones. Pero las habrá, y preveo campañas muy movidas. No son pocas las instituciones en nuestro país que funcionan mal. Se dan casos en que este o aquel gobierno local no son capaces de satisfacer esta o aquella de las variadas y crecientes necesidades de los trabajadores de la ciudad y del campo. ¿Ha construido una buena escuela o no? ¿Ha mejorado las condiciones de vivienda? ¿Es usted un burócrata? ¿Ha contribuido usted a hacer más eficaz nuestro trabajo y nuestras vidas mas cultivadas? Así serán los criterios con los que millones de electores medirán lo adecuado de los candidatos, rechazarán los no aptos, suprimirán sus nombres de las listas de candidatos y favorecerán y elegirán a los mejores. Si, las campañas electorales serán reñidas, y girarán en torno a numerosos y agudos problemas, sobre todo de naturaleza práctica, de primera importancia para el pueblo. Nuestro nuevo sistema electoral reforzará todas las instituciones y organizaciones y las obligará a mejorar su trabajo. El sufragio universal, igualitario, directo y secreto será un látigo en manos del pueblo contra los órganos gubernamentales que funcionen mal. En mi opinión, la nueva constitución soviética será la constitución más democrática del mundo” (15).
A partir de este punto, Stalin y los miembros del Politburó más cercanos a él, Vyacheslav Molotov y Andrei Zhadanov se declararon a favor de elecciones abiertas y secretas en todas las discusiones dentro del liderazgo del Partido. (Zhukov, Inoy, 207-10; Entrevista Stalin-Howard).
Stalin también insistió en el hecho de que muchos ciudadanos soviéticos, que habían sido privados de sus derechos, los recuperarían. Esto incluía miembros de las clases explotadoras tales como terratenientes, y aquellos que habían luchado contra los bolcheviques durante la Guerra Civil de 1918-1921, los conocidos como "guardias blancos", así como aquellos condenados por algunos crímenes (como hoy en día en los EEUU). Los grupos mas importantes y probablemente mas numerosos entre los lishentsy ("despojados") fueron dos: los "kulaks", los principales objetivos durante los movimientos por la colectivización, unos años antes, y los que habían violado la "ley de los tres oídos" (Cool que habían robado propiedades estatales, a menudo cereal, a veces simplemente para evitar el hambre. (Zhukov, Inoy 187)
Estas reformas electorales hubieran sido innecesarias, excepto si la dirección estalinista quería cambiar los modos en que era gobernada la Unión Soviética. Lo que perseguían era sacar al Partido Comunista de la dirección directa de la Unión Soviética.
Durante la Revolución Rusa y los críticos años que siguieron, la URSS había sido gobernada por una jerarquía electa de "soviets" ("consejos"), del nivel local hasta el nacional, con el Soviet Supremo como la sección legislativa, el Consejo de Comisarios del Pueblo como el ejecutivo, y el Secretario de este Consejo como cabeza del Estado. Pero en realidad, a todos los niveles, la elección de estos había estado en manos del Partido bolchevique. Hubo elecciones, pero el nombramiento directo por parte de los líderes del Partido, denominada "cooptación" era también habitual. Incluso las elecciones fueron controladas por el Partido, ya que nadie podía optar a presentarse a menos que contara con la aprobación de los dirigentes del Partido.
Esto para los bolcheviques era lógico. Era la forma que la dictadura del proletariado tomaba en las condiciones históricas específicas en la Unión Soviética revolucionaria y post-revolucionaria. Bajo la Nueva Política Económica, o NEP, (9), el trabajo y las capacidades de los explotadores se necesitaron. Pero solamente en orden a ponerse al servicio de la dictadura del proletariado, del socialismo. No se permitió reconstruir las relaciones capitalistas mas allá de ciertos límites, ni recuperar poder político.
Durante los años 20 y principios de los 30 el Partido bolchevique reclutó miembros entre la clase trabajadora de forma intensa. Hacia el fin de los años 20 la mayoría de los miembros del Partido eran trabajadores y un alto porcentaje de los trabajadores estaban en el Partido. Este reclutamiento masivo y los grandes proyectos de educación política tuvieron lugar simultáneamente a las tremendas tensiones del primer Plan quinquenal, la industrialización a marchas forzadas, y la colectivización en gran medida forzada de granjas individuales, a colectivas (kolkhoz) o soviéticas (sovkhoz). La dirección bolchevique fue tan sincera en su intento de proletarizar el Partido como exitosa en los resultados (Rigby, 167-8; 184; 199).
Stalin y sus seguidores dentro del Politburó dieron determinados motivos para respaldar su voluntad de democratizar la Unión Soviética. Esas razones refuerzan la creencia de esa dirección de que un nuevo estado de socialismo se había alcanzado.
La mayor parte de los campesinos estaban en granjas colectivas. Con un descenso mensual de granjas individuales, la dirección estalinista pensó que, objetivamente, los campesinos ya no constituían una clase socio-económica independiente. Los campesinos eran más parecidos que diferentes a los trabajadores.
Stalin argumentaba que, con el rápido crecimiento de la industria soviética, y sobre todo con la clase obrera controlando el poder político a través del Partido bolchevique, la palabra "proletariado" ya no era adecuada. "Proletariado", declaró Stalin, define la clase trabajadora bajo una explotación capitalista, o trabajando bajo relaciones capitalistas de producción, tales como las existentes durante los primeros doce años de la Unión Soviética, especialmente durante la NEP. Pero una vez abolida la explotación directa de los trabajadores por los capitalistas para beneficio, la clase trabajadora no debiera de ser llamada "proletariado".
Según este punto de vista, los explotadores de trabajo ajeno ya no existían. Los trabajadores, que ahora dirigían el país en su propio interés a través del Partido Bolchevique, no eran ya el clásico proletariado. Por tanto, la "dictadura del proletariado" ya no era un concepto pertinente. Esas condiciones nuevas suponían un nuevo tipo de estado. (Zhukov, Inoy, 231; 292; Stalin, "Borrador" 800-1).

Notas
1 La versión de León Trotsky de la historia soviética precedió a la de Khruschev, y se ensambla con esta última como una especie de versión "izquierdista", a pesar de su falta de prestigio fuera de los círculos trotskistas. Tanto la versión trotskista como la khruchevista vierten una imagen extremadamente negativa de Stalin; el término "demonizar" no es ninguna exageración. Sobre Trotsky, ver McNeal.
2 El extendido uso del término "terror" para caracterizar el periodo de historia soviética desde más o menos mediados de 1937 hasta 1939-40 puede achacarse a una aceptación acrítica del tendencioso y poco fiable trabajo de 1973 "El Gran Terror". El término es tan inexacto como polémico. Ver "Fear and Belief in the URSS's Gran Terror: Response a Arrest, 1935-1939, Slavic Reviw 45 (1986), 213-214. Thurston replicó y criticó el intento de Conquest de defender el término en "On Desk-Bound Parochialism, Commonsense Perspectives, and Lousy Evidence: A Reply to Robert Conquest." Slavic Review 45 (1986), 238-244. Ver también "Social Dimensions of Stalinist Rule: Humor and Terror in the USSR, 1935-1941." de Thurston,"Social Dimensions of Stalinist Rule: Humor and Terror in the USSR, 1935-1941." Journal of Social History 24, No. 3 (1991) 541-562; Life and Terror Ch. 5, 137-163.
3 El pensamiento marxista-leninista rechaza la "democracia representativa" capitalista por constituir esencialmente una cortina de humo para el control de las élites. Muchos pensadores políticos no-marxistas están de acuerdo con ello. Por ejemplo, ver Lewis H. Lapham (editor de Harper's Magazine), "Lights, Camera, Democracy! On the conventions of a make-believe republic," Harper's Magazine, Agusto 1996, 33-38.
4 Citado por Yuri Zhukov "Zhupel Stalina", Komsomolskaia Pravda Nov. 5 2002. El profesor Getty me ha confirmado esto en un e-mail.
5 El nombre del Partido fue cambiando en 1952 a Partido Comunista de la Unión Soviética.
6 Yenukidze, un viero revolucionario, paisano georgiano y amigo de Stalin, ocupo durante largo tiempo una posición preeminente en el Gobierno soviético, y nunca ha sido relacionado con ninguno de los grupos de oposición en los años 20. En esta época estaba al mando de la Guardia del Kremlin. Al cabo de unos pocos meses fue uno de los primeros en ser denunciado como miembro de un plan para un "golpe de mano" contra el liderazgo de Stalin. Zhukov (KP, 14 de Nov. 2002) indica que esto debió de ser especialmente irritante para Stalin.
7 La II Parte, Capítulo 3, Artículo 9 de la Constitución soviética de 1924, vigente en este momento, dio a los habitantes de las ciudades una elevadísima influencia social; un delegado soviético por cada 25.000 votantes urbanos, y un delegado por cada 125.000 votantes del campo. Esto estaba de acuerdo con el muy superior apoyo al socialismo por parte de los trabajadores, y con el concepto marxista del estado como dictadura del proletariado.
8 Esto, de hecho, no es una ley, sino "una decisión del Comité Ejecutivo, y el Consejo de Comisarios Populares", y, por lo tanto, de las áreas legislativa y ejecutiva del gobierno. El hecho de que sea llamada "ley" incluso en el ámbito académico demuestra que la mayoría de los que se refieren a ella ni siquiera lo han leído. Está impreso en Tragediia Sovetskoy Derevni. Kollektivizatsiia I Raskulachivanie. Documenty I Materialy. 1927-1939. Tom 3. Konets 1930-1933 (Moscow: ROSSPEN, 2001), No. 160, pp. 453-4, y en Sobranie zakonov i rasporiazhenii Raboche-Krest'ianskogo Pravitel'stva SSSR, chast' I, 1932, pp. 583-584. Mis agradecimientos al Dr. G•bor T. Rittersporn por esta última cita.
9 Para reconstruir la economía lo más rápidamente posible tras la devastación de la Guerra Civil y la consiguiente hambruna, los bolcheviques permitieron cierto florecimiento del capital y favorecieron ciertos negocios privados, siempre bajo el control gubernamental. Es lo que se denominó la Nueva Política Económica (NEP)

Imagen

Capítulo 2 º

La lucha contra la burocracia


El liderazgo estalinista también estaba preocupado por el papel del Partido en este nuevo estadio del socialismo. El mismo Stalin planteó la lucha contra el "burocratismo" con gran fuerza desde una fecha tan temprana como su Informe al 17ª Congreso del Partido en Enero de 1934. (*10). Stalin, Molótof y otros denominaron al nuevo sistema electoral un "arma contra la burocratización".
Los líderes del Partido controlaban el gobierno, tanto decidiendo quien entraba en los Soviets como ejerciendo diversas formas de fiscalización o revisión sobre lo que los ministerios hacían. Dirigiéndose al 7º Congreso de los Soviets el 6 Febrero de 1935, Molotov dijo que las elecciones secretas "golpearán con gran fuerza a los elementos burocráticos y les propinarán un util shock". El informe de Yenukidze no recomendaba, ni indicaba, elecciones secretas ni la ampliación de los derechos civiles. (Stalin, Informe al 17º Congreso del P.C.; Zhukov, Inoy 124).
Los ministros y sus gabinetes tenían que saber sobre los asuntos de los que se encargaban, si querían ser eficaces en la producción. Esto significaba educación, y también conocimientos técnicos en su campo. Pero los líderes del Partido a menudo hicieron sus carreras solamente mediante una ascensión por los escalones del Partido. No se necesitaba ningún conocimiento técnico para esta clase de ascenso. Más bien se requerían criterios políticos. Estos funcionarios del Partido ejercieron el control, pero les faltaban los conocimientos prácticos que en teoría les hubieran facilitado una buena supervisión. (Stalin-Howard Entrevista, Zhukov, Inoy, 305; Zhukov, "Represii" 6.
Esto es, en apariencia, lo que la dirección de Stalin entendía por "burocratismo". A pesar de contemplarlo como algo peligroso -en lo que coincidían con toda la corriente marxista- no lo consideraban inevitable. Más bien pensaron que podría ser derrotado modificando el papel del Partido en una sociedad socialista.
El concepto de democracia que Stalin y sus seguidores en la dirección del Partido deseaban aplicar en la Unión Soviética incluía un cambio cualitativo en el papel del Partido bolchevique en el seno de la sociedad.
Aquellos documentos que fueron puestos a disposición de los investigadores nos permiten comprender que ya hacia el fin de la década de los 30 se llevaron a cabo algunos intentos de separación entre el Partido y el Estado, y de poner límites de una forma sustancial al papel del Partido en la vida del país. (Zhukov, Tayny Cool
Stalin y los suyos continuaron la lucha contra la oposición de otros elementos en el Partido bolchevique, resueltamente, pero con cada vez menos posibilidades de victoria, hasta la muerte de Stalin en 1953. La decisión de Lavrentii Beria de continuar esta lucha parece ser la auténtica causa de su muerte a manos de Khruschev y otros, bien en forma judicial, mediante un proceso basado en acusaciones inventadas en Diciembre de 1953 , o bien -como muchas pruebas sugieren- mediante el simple asesinato, en Junio de ese mismo año.
El Artículo 3 de la Constitución de 1936 manifiesta: "En la URSS todo el poder pertenece a los trabajadores de la ciudad y del campo, representado por los Soviets de Diputados Obreros". El Partido Comunista se menciona en el Artículo 126 como " la vanguardia de la clase obrera en la lucha por reforzar y desarrollar el sistema socialista, y es el núcleo dirigente de todas las organizaciones de trabajadores, tanto estatales como públicas". En otras palabras, El Partido dirigía 'organizaciones', pero no los órganos legislativos o ejecutivos del Estado. (Constitución de 1936; Zhukov, Tayny 29-30).
Parece ser que Stalin creyó que una vez apartado el Partido del control directo sobre la sociedad, su papel debiera quedar limitado a la agitación y a la propaganda, y a la participación en la selección de cuadros. ¿Qué hubiera significado esto? Tal lo vez algo como lo siguiente.
- El Partido regresaría a su función esencial de ganar a la gente para los ideales del comunismo.
- Esto significaría el fin de las sinecuras y de los chollos, y la vuelta al estilo de trabajo duro y dedicación desprendida que caracterizó a los bolcheviques durante el zarismo, la Revolución y la Guerra Civil, el período de la NEP y el durísimo período de los planes de industrialización y colectivización. Durante estos períodos la militancia en el Partido, para la mayoría, significó trabajo duro y sacrificios, a menudo entre gente ajena al Partido, mucha de la cual era hostil a los bolcheviques. Era tarea necesaria para obtener una base real entre las masas. (Zhukov, KP Nov. 13 02; Mukhin, Ubiytvo).
Stalin insistía en que los comunistas tenían que ser gente acostumbrada al trabajo duro, cultos, capaces de hacer una contribución positiva a la producción y a la creación de la sociedad comunista. Así mismo Stalin fue un infatigable estudioso. (*11).
Resumiendo, las pruebas indican que Stalin consideraba al nuevo sistema electoral apropiado para cumplir los siguientes objetivos:
- Asegurar que la dirección de la producción y en general de la sociedad soviética estaba en manos de gente técnicamente preparada;
- Detener la degeneración del Partido bolchevique, y hacer regresar a los militantes del Partido, especialmente a sus líderes, a sus funciones primarias: protagonizar el liderazgo en lo político y en lo moral, mediante el ejemplo y la persuasión al resto de la sociedad;
- Reforzar el trabajo del Partido entre las masas;
- Ganar el apoyo de los ciudadanos para el gobierno;
- Crear las bases para una sociedad sin clases y comunista.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

La derrota de Stalin


A lo largo de 1935, bajo el mandato de Andrei Vyshinski, Fiscal Jefe de la URSS, muchos ciudadanos que se habían exiliado, habían sido encarcelados y -lo más importante para nuestro propósito- privados del derecho de voto, volvieron a recuperar sus derechos. Centenares de miles de antiguos kulaks, granjeros ricos que eran la diana de la colectivización, y aquellos que habían sido encarcelados o se habían exiliado por oponerse a la colectivización de una u otra forma, fueron liberados. Vyshinski criticó duramente a la NKVD (Comisariado Popular para Asuntos Internos), incluyendo la seguridad interior, por "la cantidad de toscos errores y equivocaciones" en la deportación de casi 12.000 personas de Leningrado tras el asesinato de Kirov en Diciembre de 1934. Declaró que en adelante el NKVD no podría detener a nadie sin la previa autorización del fiscal. La población con derecho a voto aumentó en centenares de miles de personas que tenían motivos para pensar que el Estado y el Partido les había tratado injustamente (Thurston 6-9; Zhukov, KP Nov 14. 19 02 Zhukov, Inoy 187; Zhukov, "Represii" 7)
Originalmente, la intención de Stalin para la nueva Constitución no incluía elecciones con participación de todas las fuerzas políticas. Lo declaró en su entrevista con Roy Howard el 1 de Marzo de 1936. En el Pleno del Comité Central de Junio de 1937, Yakovlev -uno de los miembros del C.C. que, junto con Stalin, más había trabajado en el borrador de la nueva Constitución (Zhukov, Inoy 223)- dijo que la sugerencia de elecciones abiertas fue hecha por el mismo Stalin. Esta sugerencia parece haber encontrado con una amplia, si bien si bien no expresa, oposición por parte de los líderes regionales del Partido, los Primeros Secretarios, o la "partitocracia", como Zhukov los llama. Tras la entrevista con Howard no existió ni siquiera un apoyo nominal para la declaración de Stalin sobre elecciones abiertas en los principales periódicos, la mayoría de los cuales bajo el control directo del Politburó. Pravda publicó sólo un artículo, el 10 de Marzo, y no mencionó el tema de las elecciones.
De lo anterior deduce Zhukov:
Ésto solo podía significar una cosa. No solamente el "amplio liderazgo" (los Primeros Secretarios regionales) sino por lo menos una parte del aparato del Comité Central, la Agitprop bajo Stetskii y Tal, no aceptaron las innovaciones de Stalin, y no quisieron aprobar, ni siquiera de una manera puramente nominal, las elecciones, un peligro para muchos que, como se deducía de aquellas palabras de Stalin que Pravda subrayó, amenazaba la posición y el poder de los Primeros Secretarios, los Comités Centrales de los partidos comunistas de las nacionalidades, y los comités regionales, de ciudad, de óblast, y de áreas. (Inoy 211)
Los Secretarios del Partido mantenían los cargos, de los cuales no hubieran podido ser despojados por derrotas en cualesquiera elecciones en las que participasen. Pero el inmenso poder local del que disfrutaban procedía principalmente del control del Partido sobre cada uno de los aspectos del aparato económico y del aparato estatal: koljoses, fabricas, educación, ejército. El nuevo sistema electoral hubiera privado a estos Primeros Secretarios de sus posiciones automáticas como delegados en los Soviets, y de su posibilidad de elegir a su vez a otros delegados. Su derrota o la de "sus" candidatos (los candidatos del Partido) en las elecciones a los soviets serían, efectivamente, un referéndum sobre su labor. Un Secretario cuyos candidatos fuesen derrotados en las elecciones por candidatos no pertenecientes al Partido sería evidenciado como alguien con débiles lazos con las masas. Durante las campañas, los candidatos opositores iban a hacer con toda seguridad temas centrales de cualquier corrupción, autoritarismo o incompetencia que observaran entre los cargos del Partido. Los candidatos derrotados demostrarían tener serias debilidades como comunistas, y esto les llevaría probablemente a ser reemplazados. (Zhukov KP Nov. 13 02; Inoy 226; cf. Getty, "Excesses" 122-3)
Los líderes veteranos del Partido eran usualmente militantes con muchos años a sus espaldas, veteranos de los peligrosos días del zarismo, de la Revolución, de la Guerra Civil y de la colectivización, cuando ser comunista estaba cargado de peligros y dificultades. Muchos tenían una escasa educación académica. En contraste con Stalin, Kirov o Beria, parece que la mayoría de ellos no tenían muchas ganas o les era imposible el "rehacerse a si mismos" a través de la autoeducación. (Mukhin, Ubiystvo 37; Dimitrov 33-4; Stalin, Zastol'nye 235-6).
Todos aquellos hombres eran desde antiguo los apoyos de las políticas de Stalin. Habían llevado a cabo la dura colectivización del campesinado, durante la cual centenares de miles habían sido deportados. Durante los años 1932 y 1933 mucha gente, tal vez tres millones de personas, murieron por una hambruna que no fue responsabilidad de nadie, pero que hizo más severa para el campesinado la expropiación y la colectivización de cereal, a fin de alimentar a las ciudades, o murieron en las rebeliones armadas campesinas (que también causaron muchas víctimas entre los bolcheviques). Estos líderes del Partido habían estado al frente de la industrialización acelerada, también bajo unas duras condiciones de vivienda, insuficiente alimentación y falta de cuidados médicos, una paga escasa y pocas cosas para comprar con ese dinero. (Tauger; Anderson & Silver; Zhukov, KP Nov. 13 02).
Ahora, llegaban unas elecciones, en las cuales aquellos privados del derecho a voto por haberse posicionado en el lado equivocado de las políticas soviéticas volvían a disponer de ese derecho. Es probable que muchos temieran que esa gente votara contra sus candidatos, o contra cualquier candidato bolchevique. En ese caso, iban a ser degradados, o algo peor. Iban a conseguir algún puesto en el Partido, o -peor aún- algún trabajo. La nueva Constitución "de Stalin" garantizaba a cada soviético el derecho a un trabajo, con atención médica, pensiones, educación, etc. Pero estos hombres (prácticamente, todos eran hombres) estaban acostumbrados al poder y a los privilegios, todo ello amenazado por una derrota de sus candidatos en las elecciones. (Zhukov, KP Nov. 13 02; 1936 Const., Ch. X; cf. Getty, "Excesses" 125, sobre la importancia del sentimiento religioso en el país)


------------------------------
Ningún hombre puede concluir una opinión sobre otro hombre, lo único aceptable es corregirlo.
Marx: “Nuestra tarea es la crítica despiadada, y mucho más contra aparentes amigos que contra enemigos abiertos“.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
AsturcOn
AsturcOn
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1026
Reputación : 1261
Fecha de inscripción : 26/12/2009

Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky) Empty Re: Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky)

Mensaje por AsturcOn Miér Dic 15, 2010 10:31 pm

SS-18 escribió:



El Camarada Stalin habla sobre el burocratismo y los burócratas.


[... El burocratismo y el papeleo de los aparatos de administración; la charlatanería sobre
"dirección en general", en lugar de dirección viva y concreta; la estructura funcional de las
organizaciones y la falta de responsabilidad personal; la ausencia de responsabilidad personal en
el trabajo y el igualitarismo en el sistema de salarios; la falta de control sistemático del
cumplimiento de las decisiones y el temor de la autocrítica: he aquí el origen de nuestras
dificultades, he aquí donde anidan ahora nuestras dificultades. ...]
[... Seria ingenuo pensar que pueden vencerse estas dificultades con resoluciones y disposiciones.
Los burócratas y los aficionados al papeleo tienen ya desde hace mucho tiempo gran habilidad
para manifestar de palabra, fidelidad a las decisiones del Partido y del Gobierno y, en la practica,
sepultarlas en un cajón. ...]
[... Aparte de algunos incorregibles burócratas y aficionados al papeleo, respecto a cuya
destitución todos estamos de acuerdo, hay dos tipos de funcionarios que entorpecen nuestro
trabajo, lo obstaculizan y no nos permiten avanzar.
Al primer tipo corresponden los funcionarios que contrajeron ciertos méritos en el pasado,
hombres que se han convertido en grandes señores y a quienes les parece que las leyes Soviéticas y
del Partido no han sido escritas para ellos, sino para los tontos. Son esos mismos funcionarios que
tampoco estiman deber suyo cumplir las decisiones del Partido y del Gobierno y que destruyen asi
las bases de la disciplina del Partido y del Estado. ¿En qué confían al vulnerar las leyes Soviéticas
y del Partido? Confían en que, por sus méritos pasados, el Poder Soviético no se atreverá a
meterse con ellos. Estos grandes señores ensoberbecidos piensan que son insustituibles y que
pueden infringir impunemente las decisiones de los órganos directivos. ¿Que se debe hacer con
estos funcionarios? Hay que destituirlos de los puestos de dirección sin titubeos, sin reparar
méritos pasados. Hay que pasarles a puestos de menor importancia y publicar la noticia en la
prensa. Esto es indispensable para bajarles los humos a estos ensordecidos, grandes señores
burócratas y colocarlos en el lugar que les corresponde. Ello es indispensable para consolidad en
todo nuestro trabajo la disciplina de Partido y de los organismos Soviéticos.
Y ahora hablemos del segundo tipo de funcionarios. Es el tipo de charlatanes, yo diría de
charlatanes honrados, hombres honestos, fieles al Poder Soviético, pero incapaces de dirigir,
incapaces de organizar nada. Tuve el año pasado una conversación con uno de estos Camaradas,
un Camarada muy estimable, pero un charlatán incorregible, capaz de ahogar con su verborrea
cualquier obra viva. He aquí la conversación:
Yo: ¿Que tal va la siembra?
El: ¿La siembra, Camarada Stalin? Nos hemos movilizado.
Yo: Bien, y ¿qué?
El: Hemos planteado la cuestión de plano.
Yo: Bien, ¿y que más?
El: Hay un viraje, Camarada Stalin, pronto se producirá un viraje.
Yo: Bueno, pero ¿que hay en realidad?
El: Se perfilan progresos.
Yo: Bien, pero ¿que tal va la siembra?
El: Hasta ahora no hemos logrado hacer nada, Camarada Stalin.
He aquí la fisonomía del charlatán. Se han movilizado, han planteado la cuestión de plano, hay un
viraje y progresos, pero la cosa no avanza.
Exactamente así es como ha caracterizado hace un poco un obrero ucraniano el estado de una
organización.
Cuando se le pregunto si dicha organización se atenía a la linea, respondió: "¡Ah! ¿la línea?... la
línea existe, naturalmente, solo que el trabajo no se ve". Por lo visto, esta organización tiene
también sus charlatanes honrados.
Y cuando se destituye a estos charlatanes, separándoles del trabajo de la dirección, se quedan
atónitos, boquiabierto: "¿Por qué nos destituyen? ¿Es que no hemos hecho todo lo necesario? ¿Es
que no hemos reunido la conferencia de obreros de choque, no hemos proclamado en ellas las
consignas del Partido y del Gobierno, no hemos elegido todo el Buró Político del Comité Central
para la presidencia de honor? ¿ Es que no hemos mandado saludos al Camarada Stalin? ¿Qué
mas queréis de nosotros?"
¿Qué hacer con estos charlatanes incorregibles? Si se les deja en un trabajo de dirección, son
capaces de ahogar cualquier obra viva en un torrente de discursos interminables y hueros. Es
evidente que hay que destituirlos de los puestos de dirección y darles un trabajo de otro tipo. En el
trabajo de dirección no hay lugar para charlatanes. ...]

Extraído de Sobre los defectos del trabajo del Partido y sobre las medidas para liquidar a los
elementos Trotskistas y demás elementos de doble cara del Camarada Stalin.

De aqui del foro claramente en alguno donde el otro ni se pasa...

Yo creo que esto demuestra con suma claridad cual era el criterio que tenia Stalin sobre la burrocracia.
Xisco
Xisco
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 672
Reputación : 1735
Fecha de inscripción : 01/08/2010

Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky) Empty Re: Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky)

Mensaje por Xisco Miér Dic 15, 2010 10:37 pm

SS-18 lo que veo absolutamente innecesario e indigno, recurrir a los insultos de manera sistematica "sr. Memoria de pez" refiriendote a gazte, para rebatir posturas.
AsturcOn
AsturcOn
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1026
Reputación : 1261
Fecha de inscripción : 26/12/2009

Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky) Empty Re: Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky)

Mensaje por AsturcOn Miér Dic 15, 2010 10:42 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:SS-18 con insultos como este "este que no espera la minima para saltar con sus gilipolleces" dirigido a gazte quedas totalmente desacreditado y que es mas propio de un fascista sin fundamentos.

Xisco sino te importa, deja de llenar el foro de hilos. Eres de los que mas hilos abres y tampoco se trata de que el foro este lleno y sucio. Sobre SS-18 te diré que siempre y sin excepción, aporta cientos de razones y a sus comentarios le acompañan montañas de argumentos que no van a perder su peso argumentativo por llamar a las cosas por su nombre.

Este tema lo podías haber incluido en el foro de Trotsky que trata sobre estos asuntos, no tenias porque haberlo abierto aquí y por favor no abras mas hilos de los necesarios o el foro se llenara de porquería.
gazte
gazte
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 3300
Reputación : 3648
Fecha de inscripción : 05/08/2009

Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky) Empty Re: Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky)

Mensaje por gazte Miér Dic 15, 2010 10:45 pm

SS-18 escribió:Gazte , eres un AUTOEDITADO chavalin.

todo eso no hubiera pasado si la burocracia hubiera respetado los principios del centralismo democratico y NO HUBIERA MENTIDO, MANIPULADO, TERGIVERSADO, y HUBIERA HABIDO UN DEBATE HONESTO.

vamos a ver panoli de las narices, QUE PARTE NO TE ENTERAS TU QUE TROSKI SE FUMO TODA LAS REGLAS DENTRO DEL PARTIDO por lo que fue expulsado, que parte no te enteras TU que sus tesis se desacreditaron por si mismas por el partido, tanto teoricamente como en la practica. A ti como hay que grabarte el resultado de los debates.

Mira, me tienes hasta las narices y tu cerebro de AUTOEDITADO que no da para más.

Siempre repitiendo la misma cantinela y este que no espera la minima para saltar con sus gilipolleces y troskotrolladas de siempre.

Esto es algo FLIPANTE.

omitiendo el detalle de que como moderador deberias ser el primero en cumplir las reglas del foro, y tomando como cierta esa supuesta lucha de stalin contra la burocracia (con la que no estoy de acuerdo, pero aceptare por el momento ya que no es ese el debate, al menos no en el que estabamos teniendo en este hilo)

el centralismo democratico tiene como pilar una cosa, que es el debate honesto, sincero y compañero. eso no se dio, creo que esta claro. en 1924 se sacaron resucitaron viejas discusiones ya terminadas, agrandando su trascendencia, tergiversandolas y de una manera muy selectiva, creo que ya sabeis de lo que estoy hablando y no necesitais que os lo explique mas. esto es, si se saltan los principios basicos del centralismo democratico no se pueden acatar las ordenes del aparato.

xisco, porque no tienes mensajes y no has visto la seccion debate avanzado... ibas a flipar.
DP9M
DP9M
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 16764
Reputación : 21293
Fecha de inscripción : 16/06/2010

Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky) Empty Re: Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky)

Mensaje por DP9M Miér Dic 15, 2010 10:45 pm

Hombre Xisco, ya me gustaria verte a ti teniendo debates de dias, perder el tiempo en recopilar información para que al mes te aparezca este personaje, soltando otra vez las mismas gilipolleces. No es una ni dos ni tres. Son debates desparramados por TODO EL FORO, en muchos hilos y gracias a que muchos se pasan por el forro de las pelotas la organizacion del foro , no repetir hilos, controlar offtopic, que ni nos funciona el buscador bien , pues asi estamos.

Lo peor de todo, es que este personaje a intervenido si no en todos, en la mayoría de esos debates.


todo eso no hubiera pasado si la burocracia hubiera respetado los principios del centralismo democratico y NO HUBIERA MENTIDO, MANIPULADO, TERGIVERSADO, y HUBIERA HABIDO UN DEBATE HONESTO.


Pues nada, a demostrarlo:


------------------------------
Ningún hombre puede concluir una opinión sobre otro hombre, lo único aceptable es corregirlo.
Marx: “Nuestra tarea es la crítica despiadada, y mucho más contra aparentes amigos que contra enemigos abiertos“.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Xisco
Xisco
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 672
Reputación : 1735
Fecha de inscripción : 01/08/2010

Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky) Empty Re: Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky)

Mensaje por Xisco Miér Dic 15, 2010 10:52 pm

AsturcOn lo siento decirte pero los insultos no tienen justificacion.

Me gustaria saber el por el cual tu piensas que los hilos de los que yo abro son sucios, y tambien el por qué te ocasiona un problema la cantidad de ellos.

Aclaro lo de este hilo que esta puesto, porque va a referencia a los obreros de la URSS a los que hay que darles algo de importancia a la mano de obra del primer Estado socialista en la seccion de la URSS del foro, a lo que no creo que la mayoria de miembros encuentren un problema si saben entender el contexto de dicha epoca sin tener que recurrir al insulto zafio, burdo y al "corta y pega" para contrastar una opinion personal.
DP9M
DP9M
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 16764
Reputación : 21293
Fecha de inscripción : 16/06/2010

Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky) Empty Re: Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky)

Mensaje por DP9M Miér Dic 15, 2010 10:57 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:
SS-18 escribió:Gazte , eres un payaso chavalin.

todo eso no hubiera pasado si la burocracia hubiera respetado los principios del centralismo democratico y NO HUBIERA MENTIDO, MANIPULADO, TERGIVERSADO, y HUBIERA HABIDO UN DEBATE HONESTO.

vamos a ver panoli de las narices, QUE PUTA PARTE NO TE ENTERAS TU QUE TROSKI SE FUMO TODA LAS REGLAS DENTRO DEL PARTIDO por lo que fue expulsado, que puta parte no te enteras TU que sus tesis se desacreditaron por si mismas por el partido, tanto teoricamente como en la practica. A ti como coño hay que grabarte el resultado de los debates.

Mira, me tienes hasta las pelotas ya personajillo y tu cerebro de cacahuete que no da para más.

Siempre repitiendo la misma cantinela y este que no espera la minima para saltar con sus gilipolleces y troskotrolladas de siempre.

Esto es algo FLIPANTE.

omitiendo el detalle de que como moderador deberias ser el primero en cumplir las reglas del foro, y tomando como cierta esa supuesta lucha de stalin contra la burocracia (con la que no estoy de acuerdo, pero aceptare por el momento ya que no es ese el debate, al menos no en el que estabamos teniendo en este hilo)

el centralismo democratico tiene como pilar una cosa, que es el debate honesto, sincero y compañero. eso no se dio, creo que esta claro. en 1924 se sacaron resucitaron viejas discusiones ya terminadas, agrandando su trascendencia, tergiversandolas y de una manera muy selectiva, creo que ya sabeis de lo que estoy hablando y no necesitais que os lo explique mas. esto es, si se saltan los principios basicos del centralismo democratico no se pueden acatar las ordenes del aparato.

xisco, porque no tienes mensajes y no has visto la seccion debate avanzado... ibas a flipar.

Que NO personaje.

Ya se te ha reseñado y argumentado dado referencias sobre la lucha contra la Burocracia del periodo de Stalin, un problema EN CUALQUIER SISTEMA, en el capitalismo, incluso peor y en el caso de la URSS, algo arrastrado desde la época de Lenin.

Tu puedes balbucear lo que te de la gana, pero si haces acusaciones , LAS DEMUESTRAS, como siempre se ha hecho.

Te REPITO: Stalin fue elegido POR EL PARTIDO a un mes de ponerse enfermo Lenin. A esas alturas, estaban ya más que claros los debates. Stalin vencio en los debates a Troski, a Bujarin y a quien se le puso por delante. Ante esto, lo único que tienes es balbucear tu palabreria en mayuscula por todo el foro como sueles hacer, por que NO TIENES NI UNA SOLA PRUEBA que demuestre tus acusaciones.Y esto es lo que se llama ACTIVIDAD TROLL, lo que te hace vulnerar el sistema del debate demostrativo y por lo tanto poder ser sancionado al tratarse como un infractor de las reglas del foro. Asi que aqui el primero que falta al funcionamiento ya sabemos quien es.

Por lo tanto, que sea la última vez que haces ese tipo de acusaciones sin haber podido demostrarlas. Ya se que te la suda , pero yo, estoy hasta las pelotas ya de ti. Si bien fui de los principales defensores de ciertos debates, a dia de hoy ya es insufribles estas tonterias.

NI LAS TESIS DE TROSKI NI LAS DE BUJARIN, pudieron imponerse a los debates de Stalin ante el partido.


Y no. Se ha reseñado la intencion de Stalin y sus palabras respecto a la Burocracia. O las contraargumentas con fuentes más confiables que las palabras de la propia boca de Stalin o lo adaptas a tu informacion en tu cerebro. Como minimo, no quiero volver a verte por enesima vez soltando las mismas gilipolleces a las que nos tienes acostumbrados.


------------------------------
Ningún hombre puede concluir una opinión sobre otro hombre, lo único aceptable es corregirlo.
Marx: “Nuestra tarea es la crítica despiadada, y mucho más contra aparentes amigos que contra enemigos abiertos“.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
DP9M
DP9M
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 16764
Reputación : 21293
Fecha de inscripción : 16/06/2010

Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky) Empty Re: Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky)

Mensaje por DP9M Miér Dic 15, 2010 11:07 pm

Y lo repito.

Los dos textos que te he pegado no es para que me digas si te gustan o no, si no , QUE ME LOS REBATAS, palabra por palabra con fuentes mas fidelignas sobre la intencionalidad de Stalin sobre la burocracia , mayor que la sale de el mismo.

Sobre el resto de tus acusaciones estoy esperando a que me los demuestres, si no procedo a aplicar sanciones.

todo eso no hubiera pasado si la burocracia hubiera respetado los principios del centralismo democratico y NO HUBIERA MENTIDO, MANIPULADO, TERGIVERSADO, y HUBIERA HABIDO UN DEBATE HONESTO.

Basketball


------------------------------
Ningún hombre puede concluir una opinión sobre otro hombre, lo único aceptable es corregirlo.
Marx: “Nuestra tarea es la crítica despiadada, y mucho más contra aparentes amigos que contra enemigos abiertos“.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
gazte
gazte
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 3300
Reputación : 3648
Fecha de inscripción : 05/08/2009

Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky) Empty Re: Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky)

Mensaje por gazte Miér Dic 15, 2010 11:13 pm

te lo repito por aqui, no debato con alguien que primero insulta y luego pregunta, borra todos tus insultos de este hilo y te contestare con gusto.
DP9M
DP9M
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 16764
Reputación : 21293
Fecha de inscripción : 16/06/2010

Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky) Empty Re: Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky)

Mensaje por DP9M Miér Dic 15, 2010 11:21 pm

Autoeditados están.

Procede a demostrar con fuentes más fiables que el propio Stalin sobre su intencionalidad respecto a la burocratización. Demuestra el resto de tus acusaciónes o serás sancionado conforme a las reglas del foro y al sistema de debate demostrativo.

Y así rebates las propias palabras de Stalin al respecto y el texto de Grover Fur.



todo eso no hubiera pasado si la burocracia hubiera respetado los principios del centralismo democratico y NO HUBIERA MENTIDO, MANIPULADO, TERGIVERSADO, y HUBIERA HABIDO UN DEBATE HONESTO.


------------------------------
Ningún hombre puede concluir una opinión sobre otro hombre, lo único aceptable es corregirlo.
Marx: “Nuestra tarea es la crítica despiadada, y mucho más contra aparentes amigos que contra enemigos abiertos“.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
AsturcOn
AsturcOn
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1026
Reputación : 1261
Fecha de inscripción : 26/12/2009

Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky) Empty Re: Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky)

Mensaje por AsturcOn Miér Dic 15, 2010 11:28 pm

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] escribió:AsturcOn lo siento decirte pero los insultos no tienen justificacion.

Me gustaria saber el por el cual tu piensas que los hilos de los que yo abro son sucios, y tambien el por qué te ocasiona un problema la cantidad de ellos.

Aclaro lo de este hilo que esta puesto, porque va a referencia a los obreros de la URSS a los que hay que darles algo de importancia a la mano de obra del primer Estado socialista en la seccion de la URSS del foro, a lo que no creo que la mayoria de miembros encuentren un problema si saben entender el contexto de dicha epoca sin tener que recurrir al insulto zafio, burdo y al "corta y pega" para contrastar una opinion personal.

¿Acaso no has abierto este hilo con un copia y pega?

Y perdóname compañero, pero 2+2 son 4 por mucho o poco que se le insulte. A Gazte ya le han llamado la atención mas de 1000 veces. No comprendo porque vamos a tener siempre la misma paciencia, y creo que desconoces el trabajo que da moderar un foro en el que elementos como Gazte no hacen mas repetir las mismas sandeces, solo para que le llamen la atención..

Si te fijas en el foro yo no he abierto mas de 5 o 6 hilos desde que me registre, prefiero participar en los que hay ya abiertos para no saturar de contenido en el que al final te puedes perder. No quiero decir que tus temas no sean interesantes, porque sin duda lo son, pero sigo opinando que abres demasiados temas para mi gusto.

Y te repito que yo te insulte no va a cambiar la historia por mucho que tu lo quieras.

Contenido patrocinado

Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky) Empty Re: Carta a los Obreros de la URSS, 27 de marzo de 1929 (León Trotsky)

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Miér Dic 01, 2021 7:41 pm